Con respeto a la fraterna competencia que tiene en la tercera almohadilla con el Torito Barcelán, Hernández sabe que no hay espacio para el error

Andrés Hernández sabe que con el Torito Barcelan, la 3ra base regular de los Industriales «hay que lucharla»

Por Boris Luis Cabrera

A casi una semana del comienzo de la serie nacional de béisbol número 59, el equipo Industriales ya se encuentra listo para salir al terreno el día inaugural.

Después de una ardua preparación, el conjunto azul ultima detalles tácticos y monta jugadas de laboratorio a puertas cerradas en su cuartel general del estadio Latinoamericano.

En el tercer cojín, dos peloteros se alternan mostrándose en plenitud de facultades, convirtiendo la “esquina caliente” en un dolor de cabeza para la dirección del equipo.

Andrés Hernández es uno de ellos, el joven de 23 años nacido en Buenavista, desde los 19 años anda pisando los terrenos de las series nacionales con el uniforme azul y en la pasada campaña mostró sus credenciales promediando para 319 en 211 turnos oficiales al bate.

Por su buen somatotipo para jugar al béisbol, la fuerza de sus muñecas y su buena aceleración de swing, fue incluido en el listado de los 34 prospectos que la Federación Cubana de Béisbol le entregó a todas las franquicias de las Grandes Ligas antes que el acuerdo entre ambas partes fuera cancelado por la administración de Donald Trump.

El capitalino, fue miembro de la extensa preselección del equipo nacional que se estuvo preparando varios meses para asistir a los Juegos Panamericanos y aunque al final no hizo el grado, estuvo presente en el entrenamiento de altura en México y en el periplo por tierras norteñas donde participó en la Liga Can-Am y en el tope con los colegiales estadounidenses.

“Eso fue una experiencia muy buena para mí aunque pienso que podía haber dado más en esos juegos. Adquirí nuevos conocimientos y mucha experiencia por allá al lado de excelentes entrenadores. Jugar con grandes talentos y figuras establecidas de aquí y medirme con atletas de otros países de mucha calidad me ha hecho crecer un poco, sobre todo en la parte mental. El béisbol no solo es batear, es táctica, técnica y pensamiento positivo”-Declaró este viernes a Industriales de La Habana

“Yordanis Samón, por ejemplo, me ayudó mucho en eso, siempre estuvo allí conmigo enseñándome cosas en el bateo. Ahora me siento mucho mejor y con más confianza en mí mismo”-Agregó.

El muchacho tiene varios ídolos que lo han motivado en su carrera deportiva y de los que ha sabido beber las cosas positivas que le han permitido un desarrollo ascendente en este deporte, pero sin dudas, Rey Vicente Anglada, es el más importante de todos.

“Anglada para mí y para todos los que juegan bajo su mando, es lo máximo. Él es capaz de impregnarte una confianza y una gran energía para jugar y para comportarte en la vida. Él siempre dice que primero hay que ser hombre y después deportista, eso lo dice todo. Es como un padre para mí”-Confiesa.

Hablando sobre Industriales y de sus posibilidades en esta temporada, se le iluminan los ojos y su rostro se suaviza:

“El equipo está muy bueno y pienso que sí, que podemos ir por más. Quiero que esperen mucho de mí en lo particular y del equipo en general para esta serie nacional”

Con respeto a la fraterna competencia que tiene en la tercera almohadilla con el Torito Barcelán, atleta de gran calidad también que regresa recuperado totalmente de su operación, el prospecto no quiso ir a comenzar su rutina del día sin dejarnos sus consideraciones:

“No tengo presión con eso pero sí hay que cuidarse. Voy a seguir siendo el mismo, continuar jugando como yo juego con mucha alegría. Tener a una figura como él cerca me motiva más, soy joven y nada me cae de “fly”, hay que luchar y el terreno lo dirá todo. Quiero decirle a la fanaticada que esté tranquila, que van a ver aquí a Andrés para rato y que voy a darlo todo ahí en la tercera base”