Industriales completa una alineación poderosa y suma figuras importantes en su rotación y bullpen. Hay que salir a ganar desde el inicio y concretar la clasificación sin depender de que otros pierdan, no sea que ocurran nuevamente oscuras estrategias de parte de otros.

Análisis y estadísticas: Refuerzos de Industriales en la 59 Serie Nacional

Por Jerry Díaz

En la noche de hoy tuvo lugar la Ceremonia de Refuerzos de la 59 Serie Nacional.

Rey Vicente Anglada escogió quienes tendrán la fortuna de vestir la camiseta de Industriales durante la segunda etapa.

Sin mucho preámbulo, aquí les analizamos los números de los escogidos.

Erlys Casanova (Lanzador-Pinar del Río)

En 5 aperturas acumuló 27.1 entradas, ganó 2 juegos y no perdió. Su promedio de limpias es 2.96. Ponchó 16 bateadores y regaló 9 boletos.

Casanova será una de las principales cartas de triunfo de los azules, además ya ha jugado con Industriales anteriormente.

Miguel Ángel Lastra (Lanzador-La Isla)

El derecho actuó fundamentalmente como relevista (20 relevos en 21 salidas). Un promedio de limpias de 4.75 en 55 innings le alcanzó para ganar en 9 ocasiones y salvar un partido. Le batearon para .265 de average, estrucó a 36 y caminó a 20.

El pinero también sabe lo que es jugar como local en el Latino. La temporada pasada fue llamado por Anglada ya iniciada la segunda vuelta, este año estará desde el juego 46 aportando a la causa.

Frederich Cepeda (Jardinero-Sancti Spíritus)

Cepeda será una de las grandes incorporaciones del conjunto azul. Un bateador con una línea ofensiva de .341/.549/.1.178 (AVG/OBP/OPS) es importante en cualquier alineación. El espirituano se ponchó sólo 16 veces en 195 visitas a la caja, mientras alcanzó 61 boletos.

En lo personal, estoy ansioso por ver a Cepeda jugando con Industriales y el recibimiento que le dará el Latinoamericano.

Yanieski Duardo (Lanzador-Sancti Spíritus)

Duardo fue uno de los principales relevistas del conjunto de los Gallos. En 17 salidas (ninguna apertura) acumuló 36 entradas. Ganó 3, perdió 2, le batearon sólo para .220, ponchó a 24 y otorgó 11 bases por bolas. Lo más llamativo fueron sus 7 salvamentos.

El espirituano puede ser una ayuda importante en el relevo industrialista.

Pedro Álvarez (Lanzador-Sancti Spíritus)

El “Ciclón de Santa Ana” no tuvo buenos números. En 12 salidas (11 aperturas) tuvo foja de 2-5, su promedio de limpias fue de 6.70. Regaló 24 boletos y recetó 33 ponches en 47 entradas.

A pesar de su bajo rendimiento, Anglada lo sumó a la causa azul y cumplirá su anhelo de pitchear para Industriales. Quizás su performance mejore en esta segunda vuelta.

Como refuerzos suplentes escogió a

Alberto Calderón (Jardinero-La Isla)

Calderón tuvo una excelente línea ofensiva de .390/.454/.976 (AVG/OBP/OPS). Sumó 8 dobletes, 2 triples, igual cantidad de vuelacercas y logró 5 bases robadas.

Lázaro Emilio Blanco (Infield-Pinar del Río)

Blanco tuvo excelentes números en la primera vuelta. Sus 8 dobles y 6 homeruns, sumados a una línea de .375/.465/1.073 (AVG/OBP/OPS) fueron una credencial importante para ser tomado en cuenta por el director de Industriales.

Con la posible (por ahora segura) ausencia de Lisbán Correa y la participación de Samón en el Premier 12, el pinareño seguramente tendrá un chance en la alineación.

Alyanser Álvarez (Lanzador-Mayabeque)

El relevista de los huracanes viene (al igual que Duardo) a dar profundidad al bullpen. Álvarez lanzó en 23 partidos como relevista, tuvo un promedio de limpias de 4.80, ganó 2, perdió 3 y salvó 5. Su principal problema es el descontrol, 23 boletos en 30 entradas se antojan demasiados.

Jonathan Carbó (Lanzador-La Isla)

El abridor pinero participó en 11 partidos (todas aperturas), en 52 entradas le batearon para .293 y tuvo un PCL de 4.67. Tuvo récord de 3-6 (G-P) y balance K/BB de 37/31. Esperamos nos regale agradables sorpresas.

En conclusión, Industriales completa una alineación poderosa y suma figuras importantes en su rotación y bullpen. Hay que salir a ganar desde el inicio y concretar la clasificación sin depender de que otros pierdan, no sea que ocurran nuevamente oscuras estrategias de parte de otros.