Carmona: nuevo rey de la manada azul

Por Aylet Morales Carmona

Aunque ya no es noticia para la afición industrialista, desde hace unos meses se dio a conocer quién estaría al frente de los azules de la capital. El designado para ello fue Guillermo Carmona, al cual se le reconoce por sus hazañas como guía de grandes equipos de la pelota cubana.
Su historia es bastante común a la de muchos peloteros, su camino hacia los terrenos de beisbol comenzó desde muy temprana edad, obtuvo logros significativos en categorías inferiores, los cuales lo llevaron a ocupar un puesto en la preselección nacional juvenil. Lo que permitió que durante la década de los 80 integrara la nómina de los outfielders de Industriales y el extinto Metropolitanos.
Sin embargo, sus mayores reconocimientos los ha logrado como director. Sus conocimientos beisboleros lo colocaron al mando de los Metropolitanos por cuatro años consecutivos (1994 – 1998) donde alcanzó records de victorias para un manager de los rojos con un balance de 155 victorias y 129 derrotas. Durante esos años frente al segundo equipo de la capital obtuvo un quinto lugar en la temporada 96 – 97 y en la siguiente el sexto.
Al finalizar esa Serie Nacional, tomó las riendas de los azules capitalinos y allí estuvo por tres años (1998 – 2001), donde su mayor logro fue el segundo lugar de esa primera campaña ante Santiago de Cuba. Además, un bronce y un octavo puesto, con un acumulado de 165 éxitos y 105 fracasos. A pesar de no ganar ningún título, sí consiguió las mejores rachas victoriosas para los capitalinos en el formato de 90 juegos.
Carmona vuelve a liderar, 19 años después, por octava vez a un equipo en el campeonato cubano de beisbol. Regresa a los leones, esta vez acumulando 320 triunfos como director y 234 descalabros, de ellos 18 sonrisas fueron en Play Off obteniéndolas frente a los equipos de La Habana, Isla de la Juventud y Metropolitanos. Es decir, que su vasta experiencia pone a la afición a soñar en una temporada pintada de azul.
El nuevo rey de la manada declaró ante los medios sobre la responsabilidad de este liderazgo que su objetivo es trabajar con los atletas en campo de beisbol, que sean disciplinados, organizados y perfeccionen su forma física. “Haré lo posible por mantener o mejorar el lugar que tenemos” así afirmó, además de revelar las grandes esperanzas que tiene sobre el equipo debido a que hace dos temporadas es parte del equipo de dirección.