Perfiles estadísticos: El Duque de Cuba

Por: Alejandro M. Abadía Torres

La rica historia de Industriales está marcada por el actuar de jugadores que han devenido leyendas del equipo insigne de la pelota cubana. Orlando Hernández Pedroso “El Duque” es uno de ellos. Para este perfil estadístico nos hemos propuesto rescatar la figura del Duque, considerado uno de los mejores lanzadores que han vestido el traje azul.
Durante las diez Series Nacionales en las que participó, Orlando Hernández registró 246 juegos lanzados, de ellos, en 126 salió por la puerta ancha y solo 47 cargó con la derrota, para astronómico promedio de ganados y perdidos de por vida de .728, líder histórico en este departamento.
La década de los noventa del pasado siglo, tuvo en el Duque al abridor por excelencia de los azules de Cuba y a lo largo de su paso por el béisbol cubano, los rivales solo le batearon para .238 en una época conocida por la de mayor calidad madero en mano, pues coincidieron varias estrellas. Sin embargo, el capitalino, quien luego triunfaría en el mejor béisbol del mundo con los New York Yankees, se las agenció para detener su promedio de carreras limpias en 3.05.
Furibundo industrialista, el Duque le regaló a la afición que colmaba el Coloso del Cerro a finales del pasado siglo momentos inolvidables y cargados de amor por la camiseta. En su palmarés resaltan la medalla de oro en Barcelona 1992 y dos títulos con sus Industriales. Por motivos extradeportivos, el estelar monticulista dejó los terrenos cubanos, pero puso en alto el nombre de la Mayor de las Antillas, pues en sus manos atesora cuatro anillos de Serie Mundial en las Grandes Ligas, único antillano con esa cantidad. Démosle, pues, el respeto que se merece.

Ilustración de Álvaro Martínez Suárez