Industriales noquea a Santiago en clásico del béisbol cubano

Por: Alejandro M. Abadía Torres

El equipo de la capital le propinó KO en ocho entradas a los orientales con amplio despliegue ofensivo. José Pablo Cuesta inmenso desde la lomita

El juego más esperado de la jornada -debido a toda esa historia que implica el clásico entre Industriales y Santiago de Cuba- terminó con marcador favorable para los azules, 18 carreras por cuatro de sus rivales. Con una ofensiva de 21 hits, los visitantes dieron primero en la subserie particular ante los indómitos y de paso, aseguraron mantenerse invictos en este inicio de la 60 Serie Nacional de Béisbol.

Yoandri Urgellés, de 5-4 y dos impulsadas, asumió el liderazgo e inauguró el marcador con doblete impulsor, tras conectarle al abridor santiaguero Danny Betancourt, quien hasta ese momento no había permitido hits a los habaneros. La chispa que prendió el Tácata no terminó sino hasta el mismo octavo capítulo, al ser decretado el KO a domicilio.

Tomado de la cuenta oficial de Twitter de Industriales de La Habana

En total, la ofensiva de los leones produjo para ocho extrabases, seis dobletes y par de cuadrangulares al joven picheo de las avispas. Los vuelacercas salieron del bate de Lisbán Correa, de 5-1 en el desafío, cinco carreras impulsadas, quien además lleva tres juegos sacando la pelota del parque. Otro que se voló la barda fue Jorge Luis Barcelán, de 6-2, con tres remolques. El “Torito” lleva tres jonrones en dos días.

Tomado de la cuenta oficial de Twitter de Industriales de La Habana

La combinación Yosvani Peñalver/Jorge Alomá, primer y segundo bate respectivamente, conectó cuatro imparables, de ellos, un tubey per cápita y entre ambos trajeron al plato a cinco compañeros. Stayler Hernández consiguió llegar a primera base cuatro veces por la vía de las bases por bolas, pero fue puesto out tras conectar largo batazo e intentar llegar a la segunda almohadilla.

Mientras, Joasán Guillén demostró por qué debe alinear, con dos excelentes fildeos en el jardín central. Además, el muchacho de Centro Habana acaparó la atención dentro del diamante con tarde de 4-3, un extrabase, dos empujadas, cuatro anotadas, una base robada y un sacry hit.

José Pablo Cuesta, lanzador abridor de los leones, salió a la grama del Guillermón Moncada con el repelente en su mano, pues redujo la artillería indómita a la mínima expresión, al permitir solo seis indiscutibles, tres carreras, regalar una base por bolas, esto tras enfrentar a 28 avispas. El derecho capitalino se apuntó juego ganado y apertura de calidad. Buenas noticias para Carmona y la afición en general: el picheo ha respondido con creces.

Hasta el momento las cosas le han salido bien al equipo más ganador de la pelota revolucionaria, pues ningún rival ha dado con la fórmula que pueda frenar ese bateo desbordado. Ahora bien, si del bateo se esperaba lo mejor, este periodista considera que el área de los lanzadores se ha comportado de forma sobresaliente, mucho más los tres abridores que han visto acción en este inicio de campaña. De continuar así, los pronósticos en contra de los azules necesitan ser revisados, porque con Industriales hay que contar ¡A rugir leones!