El béisbol cubano se rinde ante el poder de Correa

Crédito: Manu Pérez Conde

Apenas se han desarrollado cuatro encuentros de la actual Serie Nacional y Lisbán Correa mantiene a todos los aficionados de Industriales vibrando a costa de sus demostraciones de poder.

Lisbán «El Billy» Correa ha mandado pelotas más allá de las cercas en todos los desafíos hasta el momento. A razón de un bambinazo por partido no ha discriminado entre los lanzadores guantanameros ni santiagueros y a todos los ha castigado con su temible potencia para colocarse en el liderato de este departamemto.

Antes del desafío de hoy acumula un average de 278 (5 hits en 18 veces al bate) con 8 empujadas y 4 anotadas. Su frecuencia de jonrones es impresionante, en este inicio de serie pega cuadrangular cada 4.5 innings y su slugging se ha elevado hasta .944. Destacar que solo se ha tomado un ponche, poco inusual para bateadores de poder, y posee un buen OBP de .436 a pesar de no haber recibido boletos.

En los primeros tres juegos sus vuelacercas sirvieron para sentenciar cómodas victorias de los azules sobre sus rivales. Por otro lado, en el segundo enfrentamiento con las avispas de Santiago de Cuba pegó su cuarto jonrón de la campaña con el juego empatado a dos carreras, poniendo de esta manera a ganar a su equipo que a la postre no pudo mantener la ventaja y perdió.

Tomado de la cuenta oficial de Twitter de Industriales de La Habana

Los cuadrangulares de Correa engrosan la lista de batazos de vuelta completa que ha disparado Industriales en este comienzo de temporada. Los leones han hecho gala de una ofensiva impetuosa y un bateo de poder que mete miedo. El «torito» Barcelán ha secundado al «Billy» y lo sigue de cerca con tres jonrones mientras que Yoandri Urgellés y Joasán Guillén han pegado uno per capita.

Ya desde la temporada anterior Lisbán dio muestras de su poderío ofensivo y hasta que fue separado del equipo y sancionado por el incidente de Holguín, se encontraba entre los primeros en cuadrangulares con nueve. Sin dudas la experiencia adquirida en el béisbol rentado por varios años, sumada a la descomunal fuerza que siempre ha poseido, han hecho de Correa una máquina de pegar jonrones en una liga con un pitcheo tan disminuido.

Históricamente el natural de Arroyo ha sido conocido por ser bateador de rachas y que se matenga encendido va a ser clave para las aspiraciones de los Industriales.

¿Hasta cuándo podrá alargar su racha «El Billy»? ¿Pegará su quinto vuelacercas contra las avispas? Solo su bate y el terreno lo sabrán.