La gloria de pegar dos jonrones en una entrada, al alcance de pocos

Crédito: Manu Pérez Conde

En la historia de las Series Nacionales son pocos los jugadores de Industriales que pueden presumir de haber conectado dos cuadrangulares en una misma entrada.

El jonrón es la jugada más espectacular y esperada de un juego de béisbol. No hay sentimiento que se compare con ver un vuelacercas de tu equipo favorito seguido de un paseo completo por el cuadro

Varios alegan que «el jonrón no se busca, sale solo», de ahí que resulte tan complicado alcanzar esta jugada. Para ello, se necesita combinar fuerza, concentración y buena mecánica de bateo para conseguirlo, aunque existen otros factores a tener en cuenta como la calidad del lanzador rival, las medidas del terreno y tener el viento a favor como ayuda extra.

Queda claro entonces la dificultad que conlleva pegar un bambinazo en un partido de pelota y lo meritorio que resulta lograrlo en más de una ocasión durante el mismo encuentro. Pero cuando un jugador «se va pa´la calle» dos veces en una misma entrada, estamos en presencia de una hazaña que está a la altura de unos pocos.

Por Industriales han pasado «sluggers» de la talla de Pedro Medina, Antonio Scull, Agustín Marquetti y Alexander Malleta, todos con más de doscientos cuadrangulares en Series Nacionales, pero ninguno consiguió pegar dos jonrones en un mismo inning de un juego de pelota.

Solo dos peloteros han registrado semejante hazaña en este tipo de evento jugando para Industriales, ambos en la década del 2000. El primero de ellos fue el sensacional Kendry Morales, que lo hizo el 9 de febrero del año 2002, ante Cienfuegos. El ex MLB dejó en su breve paso de tres temporadas por el béisbol cubano un average de .330 y sacó del parque 37 pelotas, dos de ellas en una misma entrada en aquel juego con los elefantes.

Acompañando a Kendry en la lista se encuentra Doelsis Linares. Este alcanzó de por vida la cifra de 78 jonrones en trece campañas y fue ante Camagüey, en enero de 2006, que disparó sendos cuadrangulares en un mismo inning.

Doelsis Linares jugador con muchas herramientas

Otros tres jugadores que vistieron la camisa de Industriales lograron la épica hazaña en algún momento de su carrera defendiendo los colores de otro equipo. Dos de ellos fueron viejos conocidos de la afición como Armando Capiró y Rey Vicente Anglada que lo consiguieron jugando para el Habana en las Series Selectivas del 78 y la del 80 respectivamente. Las víctimas fueron Las Villas y Matanzas en ese orden.

El tercero de la lista es Jorge Luis Bernal, quien precisamente castigó a Industriales con dos jonrones en un inning jugando para Metros en el año 1991 y un par de temporadas después dio el salto hacia los azules. Esta ocasión, sumada a la de Alexei Bell en 2007, son las dos veces que el equipo insignia de la capital recibió par de vuelacercas de un jugador en una entrada.
Cada vez se echan más en falta jonroneros en el béisbol cubano y se hace tarea difícil disfrutar de una actuación de este tipo en la actualidad. Pero en el béisbol nada está escrito, tal vez pronto se sume un nuevo industrialista a esta privilegiada lista y haga vibrar a los aficionados con semejante hazaña.