Carmona explota y pide respeto para sus peloteros

Por Aylet Morales Carmona

Guillermo Carmona sale en defensa de sus leones y pide respeto hacia el béisbol que están representando ante la actual situación sanitaria que atraviesa Cuba.

A una semana del inicio de la 60 Serie Nacional de Béisbol varios han sido los cambios perceptibles en su desarrollo. A causa del virus (Covid-19) que azota desde hace seis meses a Cuba algunas fueron las medidas aplicadas por la Comisión de de este deporte para evitar la propagación de la enfermedad. La ausencia del público en los parques beisboleros ha tenido alto impacto ante los aficionados, sin embargo, para los atletas de Occidente jugar fuera de casa, por una larga temporada, también ha resultado todo un reto.

Debido a la situación compleja presentada por el oeste del país se decidió que los primeros encuentro se realizaran en las provincias Orientales. Para nadie es secreto que la mayoría de los casos positivos diagnosticados tienen como residencia a La Habana, algo que ha generado en los últimos tiempos el «temor» hacia los giraldillos. Los leones de la capital, al igual que el resto de los equipos, antes del comienzo fueron sometidos a análisis para detectar alguna anomalía en sus organismos afines al virus. Teniendo como resultado negativo a todos los atletas y cuerpo técnico.

La nave azul tuvo un largo viaje hasta Guantánamo, sus primeros rivales, ante los cuales obtuvieron dos victorias. Luego se trasladaron hacia la Tierra Caliente para disputar el clásico de la pelota cubana, balanza que terminó favorable dos victorias por una hacia los de casa. Con la conclusión de estas dos subseries el director técnico, Guillermo Carmona, compareció en conferencia de prensa en la ciudad santiaguera.

Ocasión que aprovechó para mostrar su inconformidad, la de sus atletas y resto del equipo, acerca del trato recibido durante ese viaje al este del archipiélago. El mánager azul afirmó que no había sido el esperado, «donde quiera que llegamos nos tratan como si fuéramos bichos raros, solo porque venimos de La Habana, que sabemos es una de las ciudades más complicadas con la Covid-19”.

Aseguró que en el banco de Industriales se estaban cumpliendo las medidas sanitarias orientadas al pie de la letra, porque ellos han sacrificado su estancia cerca a sus familiares para poder participar en el campeonato. Dos meses alejados de casa para evitar el contagio y el sometimiento a constantes test rápido deberían ser suficientes para que no haya duda sobre su salud.

«Solo pido respeto para mis jugadores, que han tenido que hacer un esfuerzo muy grande para estar aquí y poder regalarle a la afición cubana el espectáculo que se merece en el terreno de juego”, así sentenció Carmona como llamada de atención ante la desconfianza generada. Aún tienen varias jornadas que disputar antes de regresar al Coloso del Cerro, por lo cual son muy acertadas las palabras del mánager capitalino.

Ahora son momentos donde todos deben tomar conciencia de lo que significa el desarrollo de esta recién comenzada Serie Nacional frente al escenario presentado por la Isla. Los importante es mantener vigente los protocolos establecido para que cada semana escuchemos, ya sea por radio, televisión o cualquier vía tecnológica, la voz de ¡play ball! y el rugir de los leones de la capital.