José Elosegui: es importante cuidar a nuestros lanzadores

Por Aylet Morales Carmona

Cumplir con la rotación de los lanzadores es la principal estrategia de los azules para mantener en buena forma física a los atletas.

A casi un mes de comenzado el campeonato beisbolero cubano se han presenciado cuáles resultan las fortalezas y debilidades de cada uno de los equipos. Los azules capitalinos devienen en un claro ejemplo de ello, pues su tiempo sobre los terrenos no dejan duda de su productividad ofensiva ante los rivales. Sin embargo, no se podría decir lo mismo de su joven staff de lanzadores.

En este departamento mucho se ha trabajado, porque no es secreto para la dirección (ni los aficionados) que la principal deficiencia de Industriales, desde hace algunos años, se encuentra ahí. Acerca de las estrategias trazadas por el alto mando del conjunto conversó el entrenador de pitcheo, José Elosegui, con el comentarista de la emisora Radio COCO, Andy Vargas.

La nueva estructura adoptada por la competición obliga a tener una rotación bien organizada para evitar lamentables lesiones de los atletas. Según comentó Elosegui «este es un torneo de 75 juegos, que es complejo y en el que debemos planificar con detalle cómo utilizar a cada lanzador para que llegue fresco y en condiciones al final del certamen».

Mantener lo diseñado antes del inicio de la actual campaña se ha convertido en el día a día de los azules. El cuidado de los brazos de los lanzadores es fundamental, como es el caso de Andy Rodríguez, quien es muy importante dentro del equipo y es mejor tenerlo en plena forma para un juego puntual que desgastarlo en alguno que no sea definitorio.

Los leones cuentan con un equipo de entrenadores con mucha experiencia, además de un director bien capacitado para decidir acerca de estas cuestiones. Aunque en ocasiones las cosas no resultan como quisieran, el entrenador alega que se ha cumplido el objetivo de poner sobre la lomita a los más jóvenes y de esta manera se ha podido obtener algunos buenos resultados.

Es cierto que en lo transcurrido de serie ha sido evidente la necesidad de un cuerpo de lanzadores más sólido, debido a que la poca experiencia y la falta de herramientas están atentando contra los resultados de la nave dirigida por Guillermo Carmona. Pero, también es importante tener en cuenta como señaló Elosegui: «estos jóvenes han logrado un progreso con respecto al año anterior, al punto de que tres de ellos llegaron a las filas del equipo Cuba en la categoría sub 23».