Industriales pierde en duelo de felinos

Por: Gian Franco Gil

Industriales pierde cinco anotaciones por cuatro jugando de visitante en el estadio José Ramón Cepero de Ciego de Ávila. Los tigres se llevaron un disputado duelo en el que el equipo de la capital siempre estuvo rezagado en el marcador.

Luego de ganar dos juegos seguidos al difícil equipo de Camagüey, los leones de Industriales tomarían carretera rumbo a Ciego de Ávila. Su rival de turno sería el que más difícil le había resultado en los últimos años, pero en esta serie fue todo lo contrario. En los tres primeros juegos que enfrentaron, los de la capital dominaron, barrieron e incluso acabaron con el mito de Yander Guevara.

“La pelota es redonda y viene en caja cuadrada”. Esta una frase que en lenguaje beisbolero se usa mucho para referirse a lo impredecible que puede resultar un juego de béisbol. Así subestimar al contrario es, y siempre será un error que se debe evitar.

Los avileños llegaron a una subserie de felinos con números discretos, en ninguno de los casos supera el juego colectivo de los dirigidos por Carmona. Con 12 ganados y 21 perdidos, y ubicados en el lugar número trece de la tabla de posiciones los dirigidos por el olímpico Yorelvis Charles salieron al terreno a tomar venganza de los capitalinos.

La carta de triunfo designada por los máximos ganadores del béisbol cubano fue el avileño, devenido industrialista, Pavel Hernández que sin ser muy rimbombante ha tenido buenas actuaciones en la actual campaña. Por los de la tierra de la piña el abridor fue Jasiel Gayon, un zurdo con mucho control, que mantuvo en jaque la temida tanda azul.

En el primer tercio los de casa fabricaron cinco carreras para poner contra las cuerdas a los visitantes desde el mismo inicio del choque. Con esta emboscada de los tigres, Hernández explotó y tuvo que ceder su puesto al relevista Héctor Ponce que con una excelente labor monticular controló zarpazos lanzados por los bateadores rivales.

Los visitantes apelaron una vez más a esa estirpe de ganadores y con la producción de la tanda baja lograron descontar hasta ponerse a una carrera del empate. Imparables de Christian López, Oscar Valdés y Juan Carlos Torriente hicieron presagiar una posible remontada.

El desenlace fue otro, completamente opuesto al pensamiento de los aficionados más optimista, pero los errores en este deporte cuestan caro. Un intento de robo de bases en la octava entrada de Yusnier Rosabal, que había entrado a correr en la inicial por Stayler Hernández puso fin a las esperanzas de fabricar la carrera del empate con Yoandri Urgellés bateando de emergente por Oscar Valdés. Sencillamente muy mala jugada, que también provocó la pérdida de Urgellés como bateador en el juego.

Industriales pierde un juego en el que los lanzadores no dieron muchas libertades y sus principales hombres a la ofensiva no lograron producir con corredores en circulación. Encontraron un Ciego combativo, que no regala nada en el terreno y que busca tomar venganza de lo ocurrido en el Latinoamericano.

Box Score 31/10