Andy Rodríguez, de bullpenning y otras cuestiones

Por: Industriales de La Habana

Andy Rodríguez confesó su disposición de convertirse en abridor si así lo decide el alto mando azul.

En entrevista concedida al colega Boris Luis Cabrera, de semanario Tribuna de La Habana, el estelar cerrador de los Industriales, Andy Rodríguez, confesó sobre la posibilidad de abrir juegos para su equipo si así lo determina el alto mando del conjunto. “Estoy preparado psicológicamente para venir a sacar tres outs, tal vez seis, pero si el día de mañana la dirección decide que tengo que abrir juegos, lo hago”, señaló Andy en declaraciones al citado rotativo.

Por descabellado que parezca, más allá de especialización del pitcheo, en el mundo se ha comenzado a utilizar la concepción del llamado bullpenning, es decir, un manejo de los lanzadores distinto, alejado de la antigua usanza, pero que busca sacar mejor provecho a las cualidades de un monticulista y emplearlo en cualquier momento del juego.

Por ejemplo. Más de una vez, Andy ha exhibido cualidades extraclases y su talento para dominar bateadores resulta más que clara. Por tanto, por qué limitarlo solamente a par de entradas a lo sumo, cuando, o bien puede abrir choques o relevar cuando sea necesario para el equipo.

Andy Rodríguez exhibe una capacidad tremenda de retirar a los rivales sin permitir libertades. Foto: Radio Bayamo

El juego de béisbol se basa en dos cuestiones esenciales, hacer carreras y evitar que te las hagan. En el caso de un lanzador, su misión no es producir carreras, sino, evitarlas, por lo que necesita sacar outs para retirar las entradas.

Para el actual cerrador de los Leones podría suponer un reto, pero de seguro lo asumiría con total dedicación y empeño, pues, a pesar de su juventud, ha demostrado un gran talento y dedicación a la faena monticular y su nombre hoy se vincula al triunfo, como as del cuerpo de serpentineros del equipo insigne de la pelota cubana. En cualquier caso, esperemos seguir deleitándonos con el número 92 de la manada ¡A rugir leones!