Industriales pierde y reafirma su mal paso en la Serie Nacional

Por: Gian Franco Gil

Industriales pierde el segundo y último partido seis carreras por dos frente a Santiago y sigue descendiendo en la tabla de posiciones.

Box Score 15/11

En el béisbol como en la vida hay momentos buenos y otros no tanto. El rendimiento de los jugadores se puede valorar a través de una curva, la llamada “curva de rendimiento”. Esta puede oscilar mucho o poco eso depende de algunos factores, incluso extradeportivos, pero lo que sí es imposible que suceda es que el valor máximo siempre esté en la cúspide.

Los Industriales comenzaron jugando a un excelente nivel, con predominio de una ofensiva voraz que acabó con los lanzadores del Oriente del país. Lo que sorprendió a muchos fue el pitcheo de los capitalinos que igualmente empezó impecable. Esas actuaciones inesperadas por la corta y atípica preparación del elenco en los últimos choques vienen disminuyendo, esto ha pasado factura al equipo y los ha catapultado fuera de la zona de clasificación.

Los leones jugaron esta jornada dominical su último choque frente a su archirrival Santiago de Cuba en el Latinoamericano. La carta de triunfo designada por Guillermo Carmona fue el derecho de Marianao Pavel Hernández, mientras que por los indómitos el seleccionado fue Luis Fonseca García a la postre ganador.

Pavel no estuvo en su mejor tarde, en uno y un tercio de entrada permitió cinco hits, regaló dos boletos y le fabricaron cinco anotaciones, aunque de ellas solo tres fueron limpias. En esta ocasión el pitcheo de relevo si pudo cumplir su objetivo, en siete y dos tercios le anotaron solo una carrera, lo que representa una buena noticia para los azules.

La ofensiva azul que atraviesa su peor momento de la campaña solo pudo producir siete indiscutibles, entre ellos dos de Dayron Blanco e igual número de Lisbán Correa, el resto de los jugadores se vieron erráticos maderos en mano, con muy poca disciplina en el plato, víctimas de la desesperación por hacerlo bien y poder sacar entre todos al equipo del slum colectivo.

Las avispas se mostraron sobrias, motivados por su presencia en el Latino y lo que representa enfrentar al equipo más ganador de Cuba. El cuerpo de lanzadores de los orientales se mostró en una gran forma, mientras que los bateadores encontraron en sus dos primeros bateadores, Santiago Torres y Yoelkis Guibert sus bujías inspiradoras.

Son momentos difíciles para la nave azul, en estos bajones colectivos es importante el apoyo de la afición. Ahora no podrá ser en el estadio, pero las redes sociales es un espacio más grande. Mostremos el apoyo incondicional a los nuestros, que sientan que no están solo, toda la capital está con ellos. ¡A rugir leones!!!!!