Liga independiente Alfredo Street in memoriam tiene sorpresas en la tabla de posiciones

Por: Gian Franco Gil

Continúa la liga “Alfredo Street in memoriam” y los jugadores cada vez muestran un mejor nivel de juego demostrando que en La Habana si hay talento, solo hay que dedicarle tiempo a buscarlos.

Se vuelve necesario hablar de la liga “Alfredo Street in Memoriam”. Cada fin de semana que pasa toma más fuerza. Lo que nació como un sueño hecho realidad por dos jóvenes, cada vez suma más seguidores. Los amantes del béisbol en La Habana se interesan por ella, los padres la visitan, comprueba el nivel, la organización y entonces; entienden que sus hijos deben asistir para poder desarrollarse.

El torneo lo prestigian otroras jugadores de Industriales, peloteros de la reserva del equipo de la capital y hombres que juegan en la provincial de béisbol en la urbe capitalina. Además de esto y como elemento más importante aparecen jóvenes prospectos, atletas con edad juvenil y con unas condiciones extraordinarias.

El fin de semana continuaron las acciones del torneo con varias sorpresas en la tabla de posiciones. El equipo de la Iglesia y la Cujae marchan igualados en el primer lugar con tres éxitos y ninguna derrota, ellos mismos marchan al frente de la ofensiva colectiva. Por otra parte, el favorito equipo de los Astros no ha arrancado con buen pie y permanece en el fondo de la tabla de posiciones con dos derrotas y ninguna victoria.

El sábado a primera hora se enfrentaron el equipo de Buena Vista y la Cujae. Los del Centro Universitario fabricaron dos carreras en la sexta entrada y dejaron al campo a los muchachos de playa que veían como se acababa el tiempo mientras estaban a la defensa. A segundo turno se veían las caras Guerreros y Astros. Los dos favoritos encarnaron un gran duelo que se inclinó hacia el elenco de Ernesto Marrero, que desde el término del primer inning estuvo delante en el marcador, terminó el choque seis carreras por tres.

A tercera hora se enfrentaron el peleador, pero humilde equipo de la UH frente a los talentosos bateadores de la Iglesia. Los practicantes de la religión presentaron una carta de triunfo con lanzamientos en recta que superaban las 83 mph y mucho control en sus envíos. Los jóvenes intelectuales fabricaron cinco carreras en el último tercio del juego, pero no fue suficiente para evitar la derrota siete carreras por cinco.

Un día después, el domingo, continuaron las acciones y los Bross Team cedieron ante el equipo de Buena Vista 11 carreras por siete en cinco entradas. A segunda hora y en cinco entradas también los Indios de la UH recibieron sendo nocaut de 15 carreras por tres protagonizado por un equipo de la Cujae desbordado a la ofensiva y con gran alcance en sus batazos de largo metraje. Los muchachos de la iglesia no quisieron ser menos y también pusieron fuera de combate a su rival de turno.

Así termina las jornadas de competencias, con los equipos y sus hombres encontrando la mejor forma deportiva, con lanzadores de mucho nivel que se aprovechan de la falta de entrenamiento que exhiben los toleteros. De una forma u otra los serpentineros tendrán que estar en constante mejora porque de un momento a otro la ofensiva mejorará y lanzar no será cosa fácil.