Par de jonrones bastaron para pasar la escoba a los Vegueros

Por Aylet Morales

Luego de la espectacular victoria de la jornada anterior los Leones logran llevarse la mejor parte frente a la novena de la más occidental de las provincias.

Box Score – 6/12

Las alegrías siguen llegando desde el estadio Latinoamericano, esta vez tras el triunfo de los Industriales ante el conjunto de Pinar del Río. Con discreto marcador de dos carreras por una, los anfitriones pudieron completar la barrida y continuar su camino hacia su posicionamiento dentro del batallón de avanzada para la segunda etapa de la edición 60 del campeonato cubano.

Desde el inicio del encuentro la balanza favoreció a los capitalinos cuando el primer bate, Yoasán Guillén, conectó un jonrón hacia la banda izquierda del terreno y los puso delante. Además, mostró impresionantes habilidades a la defensa y disipó una amenaza de los visitantes, en las postrimerías del partido, que constituía graves complicaciones.

En el segundo capítulo la ofensiva de los Vegueros logró empatar el marcador, el cual persistió durante par de entradas, hasta el segundo turno al bate de Lisbán Correa, quien devolvió la ventaja al equipo azul. Mientras, se consolidaba como líder jonronero de la actual temporada con su cuadrangular número 23 y acumuló tres en la subserie de este fin de semana.

Al montículo de los dirigidos por Guillermo Carmona subió el jovencito Bryan Chi para enviar lanzamientos al home play. En cinco inning controló los 17 maderos pinareños que enfrentó, solo admitió una carrera, cuatro hits e igual cantidad de ponches. Luego le sustituyó Juan Peñalver, quien pudo mantener la pequeña ventaja conseguida por su compañero y entregó en el séptimo episodio la bola al cerrador por excelencia, Andy Rodríguez, alcanzando así su décimo salvamento.

Por los pativerdes se encaramó en la lomita Dariel Fernández, quien permitió siete imparables, par de poches y carreras, antes de ceder su lugar en la sexta entrada a Reilandy Gónzalez. Lanzador diestro que a pesar de propinar un poche, no conceder hits, ni bases por bolas, la alineación de su equipo no pudo aprovechar la oportunidad para evitar la barrida.

La ofensiva, sin lugar a dudas, fue dominada por Correa (3 – 2) y Guillén (4 – 1), ambos autores de las únicas dos carreras del conjunto Industriales, pero que fueron suficientes para dejar al campo a su rival de turno. Los cuales tuvieron como los más productivos al designado Reinier León (2 – 1) y al jardinero central Luis Acosta (4 -2).

Con el resultado de esta subserie, donde a los azules se les vio retomar la confianza y sus energías sobre el terreno movieron los sentimientos de muchos aficionados, vuelven a ver una luz que les marca el rumbo correcto hacia el objetivo final. Ahora es el momento preciso para sentirles rugir fuertemente y puedan regresar a los puestos clasificatorios para continuar la lucha por colocar en su vitrina el trofeo de campeones de la edición 60 de la pelota cubana.