Pitcheo más bateo, las claves del clásico occidental

Por: Gianluca Hernández León

Industriales enfrenta a los Vegueros de Pinar del Río en su última Subserie.

Foto tomada de Oncubanews

La fase de clasificación de la Serie Nacional número 60 llega a su fin para los Leones de la capital y enfrentará a uno de sus rivales más acérrimos en su último compromiso particular: Los Vegueros de Pinar del Río. Aparte de pelear por un buen lugar en la tabla de posiciones del evento, está en juego el orgullo de un conjunto que viene de perder dos partidos frente al elenco matancero.

Si bien es cierto que hasta el momento la subserie entre estos dos equipos favorece a los azules (2-1), en el último partido Industriales cayó por abultado marcador de 11 carreras por 3, justo antes de que la situación epidemiológica en las filas habaneras se tornara peliaguda.

Los vegueros son un equipo que han clasificado a base de pitcheo, cuentan con un staff envidiable para el beisbol cubano, pero que ya la Nave Azul demostró que se le puede ganar. El principal objetivo de los dirigidos por Carmona debiera ser tratar de “explotar” a los abridores en los primeros Innings. Uno de los principales defectos de los bateadores cubanos es la disciplina en el cajón de bateo, pero si hacen pitchear a los lanzadores Vegueros tendrán medio juego prácticamente asegurado.

Llegar a las últimas entradas con marcador cerrado no conviene, Frank Luis Medina es uno de los mejores cerradores con que cuenta la Serie Nacional; a esto sumar que contará con el apoyo del super sónico Raidel Martínez y de ser necesario del joven Frank Abel Álvarez, sin dudas conectar jit del séptimo al noveno inning será una tarea titánica para la manada de Leones.

Ahora, la industria enfrentará a un lineup con lagunas ofensivas. Los serpentineros azules tienen que enfocar su trabajo principalmente en el control y tratar de avanzar la mayor cantidad de entradas posibles para que los lanzadores relevistas actúen con poca presión. Cuidarse principalmente de Yasser Julio González, quien ha sido la bujía del elenco pinareño y también de William Saavedra, que viene de una lesión, pero sique representando un peligro con el madero en las manos.

Lisbán Correa, Stayler y Andrés Hernández, junto con Jorge Enrique Alomá cargarán con el peso ofensivo del equipo. Serán dos partidos muy disputados, que servirán de antesala y preparación a la postemporada. El equipo ya está clasificado, pero debe dejarlo todo en el terreno. Cada partido es importante y los aficionados de los leones esperan dos victorias más a la cuenta del equipo más ganador del pasatiempo nacional. Ánimo Campeones!