Duelo de pitcheo en entre Leones y Alazanes.

El estadio Jose Antonio Huelga presenció como el equipo de Granma conseguía su primera victoria frente a Industriales.

Foto de portada de: OnCubaNews

Lázaro Blanco y Maykel Taylor, eran los dos lanzadores seleccionados para enfrentarse en el segundo partido de esta subserie. Y aunque solo uno podía llevarse la victoria, y en este caso fue el alazán, ambos tuvieron una salida más que satisfactoria.

Taylor llevaba casi un año sin lanzar en cualquier competencia oficial, lo que suponía una barrera para el abridor. Se complicó en varios innings regalando seis boletos y permitiendo 4 jits. El control fue su principal enemigo, pero solamente permitió tres anotaciones, dos de ellas en largo jonrón de Darién García que terminó decidiendo el encuentro.

Pero lo que es innegable es el coraje y la determinación del número 91, quién estuvo listo para dar lo mejor de mí y dejarme la piel en el terreno. Muestra de esto fue la espectacular jugada que protagonizó en la segunda entrada, lanzándose de palomita para capturar un toque de bola de Yulián Milán y luego levantarse para sacar el doble play en la intermedia.

Pero, ¿por qué Taylor no se llevó la victoria, metiendo el brazo en la gran mayoría de los innings y permitiendo entrar al plato a solo tres granmenses? Sencillo, Lázaro Blanco estuvo inmenso. Solo cuatro bateadores lograron embasarse cuando Blanco estaba en la lomita, dos por hit y dos por boleto; además de qué recetó dieta a base de café a seis leones.

Solo sabía colgar ceros, siempre por encima de los bateadores en el conteo, ajustando sus lanzamientos según quién empuñara el madero; haciendo conectar por el cuadro a los de más fuerza y qué los de menos potencia en las muñecas sacaran fly outs fáciles para los encargados de la defensa.

Carlos Martí lo exprimió al máximo, hasta que el límite de lanzamientos no le permitiera tirar ni una bola más hacia el home. Este era el momento del bullpen y para beneplácito de orientales y desgracia de capitalinos también respondieron Miguel Paradelo y Kelbis Rodríquez, quien se anotó punto por juego salvado. Algo más para destacar de la Nave Azul: el excelente relevo de Yandi Molina, quién aguantó el marcador que le legó Taylor.

Uno para azules, otro para los caballos. Creo que la subserie que más ofensiva se presentaba antes de comenzar los play offs, está quedando a deber en ese aspecto y son los lanzadores quienes se están llevando los focos. Los Industriales de La Habana no pudieron producir en este partido, pero esperemos que Lisbán Correa, Barcelán, Stayler y demás se despierten en los demás desafíos y que, sobre todo, el pitcheo siga respondiéndole a Carmona. Estos son los Play Offs señores y sin dudas: ¡Se pone bueno!

Box score 28/1

Por Gianluca Hernández León

Puede seguir todo los juegos de Industriales en los playoffs, inning a inning, solo con tocar el siguiente enlace