Yuli Gurriel: La estrella que BRILLA en Grandes Ligas

Los cubanos han llegado al mejor béisbol del mundo marcando nuevas pautas, el Yuli es uno de los que consiguió ese sueño que quizás algunos lo creían poco probable.

Haber nacido en Santi Spíritu no significó un impedimento para que los aficionados a los Industriales admiraran y reconocieran la grandeza de su béisbol. Tres temporadas fueron suficientes para que Yulieski Gurriel Castillo sea reconocido como un habanero más, de esos que aprende amar la camiseta y lo entrega todo por ella.

Dedicó sus últimos años en el deporte nacional cubano luciendo sobre su espalda el 01 de los Leones capitalino. Hasta que en 2016 abandona el país con el anhelo de cumplir el sueño de la mayoría de los peloteros, ocupar un puesto en la plantilla de un equipo de las Grandes Ligas de Béisbol (MLB, por sus siglas en inglés).

Objetivo que logra en julio del propio año cuando consigue un contrato con los Houston Astros, conjunto encargado de abrirle las puertas de la Gran Carpa. Allí ha permanecido por cinco años, periodo en que ha mantenido elevados promedios.

Desde su debut ha logrado igualar y romper marcas impuestas por otros jugadores latinos participantes en esa liga. Hasta la temporada del 2019 era considerado como segundo en bateo, cuarto en extrabases (168), Slugging (.478) y remolques y sexto en OPS (.808) entre los primera base de la Liga Americana.

Datos que no toma por sorpresa, pues, se podría decir que estadísticas extraordinarias eran a las que mantuvo acostumbrado a sus seguidores en Cuba. En reiteradas ocasiones lideró departamentos ofensivos, por lo que constantemente es incluido como uno de los mejores peloteros de los últimos 20 años y orgullo para el béisbol.

El “Yuli” o “Piña Power”, como la mayoría le conocemos, constituyó una pieza clave para conquistar el primer campeonato de los Astros en 2017. Temporada en la que conectó 158 hits, de ellos 18 fueron cuadrangulares, y un average de bateo de .299 en 139 participaciones.

Además, de ser valorado como un bateador importante para la selección estadounidense, la comisión de la MLB decidió reconocer sus habilidades en la defensa con par de nominaciones, 2019 y 2020, al Guante de Oro. Teniendo en cuenta que es ubicado como un jugador versátil, capaz de defender diferentes posiciones y cometer la menor cantidad de errores.

La última temporada fue la más discreta desde que juega en el máximo nivel beisbolero mundial, su promedio ofensivo descendió a .232, con él sus visitas al home play, cantidad de carreras impulsadas y como es de esperar, también su número de imparables. Algo que hizo dudar a muchos de la permanencia del Yuli en los Astros, sin embargo, la noticia de la extensión de su contrato hasta 2022, hace pocas semanas, fue grata.

Ahora se encuentra desarrollándose en los partidos de entrenamientos primaverales de cara al inicio de la contienda 2021, el próximo1 de abril. Donde el antillano de origen espirituano, pero que dejó un pedazo de su corazón teñido de azul, buscará aumentar su acumulado de 71 jonrones, 301 carreras impulsadas y average de .287.

Autor: Aylet Morales Carmona