ENCENDIDO: Johan Oviedo ponchó a siete bateadores y consiguió marca personal

El pitcher cubano de los Cardenales de San Luis, el pasado miércoles 28 de abril, tuvo una actuación destacada en su enfrentamiento frente a los Phillies de Philadelphia

En el día de ayer el cubano Johan Oviedo protagonizó su segunda salida con la franquicia de Missouri y la primera como abridor. El espigado lanzador se encaramó en la lomita lista para lanzar la que es hasta ahora su mejor actuación en cuanto a ponches se trata. Siete fueron los «chocolates» que repartió el derecho de la Habana.

La mala noticia fue que dejó el juego empatado en la 6ta entrada, a tres carreras por bando, y al concluir los nueve innings los Phillies se llevaron el compromiso cinco carreras por tres. Si bien es cierto que aún no ha ganado, tampoco se ha sumado ninguna raya negativa en su casillero estadístico.

https://swingcompleto.com/johan-oviedo-apertura-cardinals-phillies-video-210428/

Con los siete ponchados de ayer llega a once en la aún joven campaña 2021. La última vez que defendió los colores rojo y blanco de los Cardenales fue el pasado 11 abril donde en cuatro innings y dos tercios retiró por la vía de los strikes a cuatro contrincantes.

Ostenta 2.79 de promedio de carreras limpias y un WHIP de 0.93, avalan hasta la fecha un muy buen inicio de campaña y podrían vaticinar un inicio de carrera prometedor, en dónde quizás; llegue a la postemporada en su primer curso. El control exhibido por el pitcher también es excelente; solo cuatro bases por bolas en nueve innings y dos tercios.

Oviedo va camino a asentarse en un staff de pitcheo balanceado y en donde deberá ganarse su lugar a base de buenas actuaciones cómo las de hasta ahora. De seguir por esta línea de trabajo, no le quedará más opción a Mike Shildt que darle la oportunidad a Johan de poner en alto el nombre de Cuba y de la Habana.

https://www.mlb.com/video/johan-oviedo-s-seven-strikeouts?q=ContentTags%20%3D%20%5B%22gamepk-634314%22%5D%20Order%20by%20Timestamp%20DESC&cp=CMS_FIRST&p=0

Por: Gianluka Hernández León