Yasiel Santoya, ¿la esperanza de la inicial azul?

Las alarmas sonaron en el banco azul a consecuencia de las últimas noticias relacionadas con los cambios que se originan para la serie 61, pero al parecer con las supuestas incorporaciones regresa la tranquilidad.

Menos de un mes ha transcurrido desde que se decretó el último out de la edición 60 de la Serie Nacional de Béisbol. Instancia que se pudo completar pese al complicado camino, y tuvo a los Alazanes granmenses como dueños de la corona.

A pesar de llegar a su fin, el pasatiempo nacional no se detiene, muchas son las informaciones que se generan desde los equipos participantes. Algunos llegan, otros se quedan, otros deciden cambiar sus destinos y enfrentarse a nuevos desafíos en sus carreras deportivas.

Industriales durante las últimas jornadas ha sido blanco de algunas de estas noticias, el adiós de dos grandes peloteros Yoandri Urgellés y el capitán Estayler Hernández, integrantes de las filas capitalinas por más de diez campeonatos. Además, se han dado a conocer incorporaciones muy positivas, pero la mayor sorpresa, es la solicitud del espirituano convertido en Cocodrilo, Yasiel Santoya.

Sin dudas, un atleta muy valioso para la manada felina, que una vez más tendrá a Guillermo Carmona como máximo directivo. Santoya, es liberado por decisión propia del conjunto matancero, del cual fue capitán, y ahora llega a la Habana en momentos que la inicial azul agoniza.

El retiro de Estayler y la contratación de Lisbán Correa con la liga mexicana significan una preocupación para aficionados, y seguramente directivos. Sin ellos, las posibilidades están muy reducidas debido a la ausencia de peloteros que muestren vastas habilidades para ocupar esa elemental posición, causa por la que la noticia ha vuelto hacer respirar a los seguidores del béisbol capitalino.

Al banco de los Leones podría unirse un Santoya que no tuvo la oportunidad de mostrar su mejor versión en la pasada camapaña, a pesar de ser subcampeón de la temporada anterior. Lo cual implica su llegada con ansias de jugar al máximo y batallar por la posibilidad de volver a vestir la camiseta del equipo Cuba, como en 2015, para próximos eventos internacionales.

El ex-Cocodrilo cuenta con 17 participaciones en las contiendas cubanas, diez de ellas dedicadas al equipo de la Ciudad de los Puentes, tiempo en el que se convirtió en un pilar fundamental. Acumuló un total de 864 imparables, de ellos 68 vuelacercas para un promedio de bateo de .318 y fue reconocido como uno de los mejores primeras bases de los últimos años en aspectos ofensivos y defensivos.

Aún no se oficializa cual será la decisión que tomará la dirección provincial del deporte, sin embargo, si ha sido notable según el propio pelotero es la disposición de incluirlo en la nómina habanera. Lo cual significa que sería él la esperanza más cercana y segura para cuidar la inicial azul en la venidera temporada.

Por: Aylet Morales Carmona