Raymond Figueredo: “Estoy en el mejor momento de mi vida”

En las recientes ediciones de la Serie Nacional de Beisbol los staff de pitcheo suelen presentar problemas con la cantidad de lanzadores de una calidad real y contrastada. La nave azul no es ajena a esta situación y la incorporación de Raymond Figueredo, un joven serpentinero, al cuerpo de lanzadores es una noticia del agrado de todos los seguidores de Industriales de La Habana.

¿Cómo inicia Raymond en el beisbol?

Desde pequeño empecé en esta disciplina que se convirtió en mi día a día con el decursar del tiempo. Mi papá me llevaba a los terrenos desde los 7 años y cada vez me vincule más a la vida deportiva. Ser un atleta influyó mucho en Raymond Figueredo, tanto en lo profesional, cómo en mi vida personal.

¿Inicias jugando por el municipio Habana Vieja?

Representé varios municipios buscando un lugar en el equipo para jugar a la pelota, era mi mayor deseo. Un deportista tiene muchas maneras de desarrollarse, pero la más efectiva es en el diamante y ese era mi objetivo, para así poder elevar mi nivel. Pero sí, mis mejores resultados fueron en la Habana Vieja siendo campeón, aunque no fue el único municipio que representé.

¿Cómo te ayudo tu padre desde pequeño?

Yo digo que es mi principal entrenador y todo lo que logro es dedicado a él por su gran influencia. Es mi referente y mi guía, todo lo que he logrado hasta ahora y lo que consiga alcanzar en el futuro, es sin dudas, gracias a la figura de mi padre.

Quien te ve lanzando no se imagina que jugaste cuadro, incluso bateabas a la zurda

Es algo un poco curioso quizás, pero es bastante normal en las categorías inferiores y juveniles. Hasta los 18 años jugué en el cuadro y cómo bien dices bateaba a la mano zurda, ya después me incorporé al picheo como actualmente lo hago.

¿Qué significó para ti salir a Dominicana y tener lejos a todos los familiares y amigos que te quieren?

Fue muy difícil, estar lejos de tus seres queridos es bien chocante. Al llegar extrañaba a los míos, cómo es normal, pero a los días me fui acostumbrando ,gracias a las personas que me apoyaron; y pude centrarme de a lleno en los entrenamientos.

¿Tuviste oportunidad de jugar con un grandes ligas cómo Juan Soto, cómo fue esta experiencia?

Positiva en demasía, ha sido mi mayor vínculo con un pelotero del más alto nivel. Tuve la oportunidad de lanzarle en un juego 2 turnos al bate y me pegó jonrón y después del partido me estuvo dando varios consejos.

¿Cómo fue tu día a día allá?

Me encontraba en una casa en el centro de Santo Domingo y entrenaba en un complejo deportivo cerca. Por las mañanas y por las tardes el objetivo de los entrenamientos era según tu posición y características cómo pelotero. Luego en la noche era de Gimnasio hasta alrededor de las 11 de la noche, para levantarnos bien temprano al otro día.

¿Cómo te sientes ahora?

Estoy en el mejor momento de mi vida. Hablando de los dos aspectos de la misma, el deportivo y el personal. También está el recibimiento de mis compañeros que aceptaron positivamente la noticia de mi retorno. Un poco eufórico por empezar la Serie Nacional, tengo grandes metas que, con ayuda de los entrenadores, amigos y el colectivo en general de Industriales, espero, lleguen a cumplirse.

¿Cómo es tu relación con Elosegui?

Significa mucho en mi carrera deportiva, tenemos las mejores relaciones tanto dentro del terreno como fuera. Siempre estuvo apoyándome cuando me encontraba en República Dominicana y seguía de cerca mi desarrollo en ese país.

¿Qué significó Anglada para ti y ese primer juego salvado para ti dentro del beisbol cubano?

Rey es un entrenador que siempre ha motivado a sus pupilos. Siempre me hablaba de mis condicione, que tenía gran talento y que fuera de a poco. Esa oportunidad en el Latino fue muy importante, lancé dos innings y un tercio, ponché a 4 bateadores y mi velocidad se mantuvo constante tirando muchos strikes.

¿Qué sentiste la primera vez que vestiste el uniforme azul?

Fue un sueño hecho realidad, te pones a pensar en todo el sacrificio para llegar hasta ahí y pues te sientes satisfecho de tener la gran oportunidad que representa vestir la camiseta de Industriales, el mejor equipo de Cuba. Solo los que han tenido ese privilegio comprenden esto.

¿Qué jugador estuvo ahí ayudándote en tus inicios?

Hubo varios, me llevaba bien con todos, pero debo resaltar la figura de Frank Camilo. Siempre me dedicó su tiempo y me regaló su sapiencia cómo receptor, algo importantísimo para un lanzador en ascenso. Además estaba mi compañero de viajes; Torriente y Stayler con el que compartía mucho, era otro de los que siempre le gustó apoyar a los jóvenes.

¿Qué representa regresar a la rotaciónhttps://t.me/Industrialesdelahabana/396 azul y no contar con Camilo?

Será un gran reto, no cabe dudas que es una pérdida para el equipo. Era un jugador que te exigía mucho a la hora de lanzar y más a los jóvenes y eso nos ayudaba. Se le extrañará.

Puede escuchar la entrevista dando clic aquí

Por: Ransel Massó