Casta de leyenda: Otro Miñoso que llega a las Mayores

Maykel Miñoso, sobrino nieto del gran “Minnie”, pasará a formar parte de la liga más importante en cuanto a béisbol se trata, tal y como lo hiciera su antepasado. El joven de apenas 16 abriles oficializará contrato a inicios del próximo año con el equipo canadiense Toronto Blue Jays.

Según información de Francys Romero, solo falta la firma en el contrato, lo cual debería darse a inicios del 2022. Siguiendo los pasos de Orestes Miñoso, Maykel buscará ganarse un puesto en la liga élite de la pelota mundial.

Es una doble responsabilidad y, a la misma vez, motivo de orgullo que mientras uno fue exaltado al Salón de la Fama de Cooperstown, el otro rubrica su primer contrato profesional y nada menos que ligado a la MLB. “Es algo muy grande tanto para mí como para mí familia. Pone nuestro apellido y el nombre de Matanzas en alto. Ahora a mí me toca mantener el legado”, declaró a Swing Completo la futura estrella de la receptoría.

Aludiendo a cómo se desarrolló todo, comentó: “Fue algo increíble. Estábamos en el play y me vieron los scouts de Toronto. Realicé una exhibición para ellos y todo fluyó”. Cuenta además que otros equipos como los Tampa Bay Rays, Baltimore Orioles, los Yankees y los Marlins de Miami también demostraron interés en su contratación.

Con una velocidad de swing bastante imponente para su edad, Maykel explica que “desde Cuba tenía mucho contacto pero me faltaba poder, desde que llegué a República Dominicana me han trabajado ambas cosas a la par, mi estancia en este país ha sido muy buena gracias al apoyo de los entrenadores”. Su abuela ha sido la acompañante en ese periplo por el vecino país caribeño, mientras que el resto de su familia permanece en Cuba.

“Recuerdo en especial a peloteros como Yasiel Puig y José Pito Abreu. Puig nos enseñó a levantar el pie a la hora de batear para hacerlo como en MLB”, confesaba Maykel sobre una clínica con estrellas de Grandes Ligas en 2015 desarrollada en su natal Matanzas y de la que formó parte. Como es lógico existirán comparaciones con su predecesor, pero con talento y esfuerzo el “nuevo Miñoso” buscará labrarse su propio camino.