Prospecto cubano sobre su experiencia en Cuba: «Fui excluido de algunos equipos por la ausencia de mis familiares»

Por Patricia Escalante

En el 2020, pleno auge de la pandemia, el jardinero cubano de apenas 19 años, Dariam Gutiérrez, abandonó la Isla para mejorar su nivel profesional. Actualmente, ha logrado encaminarse hacia lo que parece ser su mayor sueño: la Major League Baseball (MLB) de Estados Unidos.

Hace pocos días anunció el periodista Francys Romero por su cuenta de Twitter, que Gutiérrez firmó con los Phillies de Philadelphia. Este contrato corresponde al actual ciclo de firmas internacionales y con el fichaje del joven habanero ascendió la cifra de cubanos en sus granjas, en las que ya participaban Derek Escobar, Luis Pelegrín y el derecho Yoan López.

Recientemente, el medio Swing Completo (SC) publicó una entrevista realizada al joven pelotero, en la que se exponen detalles sobre su inicio en este deporte: “Comencé a practicar el béisbol a los cuatro años de edad en busca de seguir los pasos de mi abuelo, quien fuera jugador de Industriales por algunas temporadas. Recuerdo muchas historias bonitas, aunque también vienen a mi mente otras tristes ya que no tuve la posibilidad de tener a mi lado todos los días a mi familia”.

“Pasé por muchas situaciones que realmente no se las deseo a nadie, fui excluido en varias ocasiones del equipo en gran parte a esa ausencia de mis familiares”, declaró Gutiérrez sobre su complicada trayectoria a través del deporte en Cuba».

En los pasados 2019 y 2020 lo vimos despuntar en la categoría juvenil. Así ganó un lugar junto al equipo Ciudad de La Habana y se convirtió en una de sus principales figuras. “En ese torneo me sentía en excelente forma deportiva, gracias a Dios pude demostrar mi talento y a la vez logré aportar mucho al equipo”, expresó el joven jardinero para el medio citado.

Luego de que se terminara su estadía en La Habana, Gutiérrez viajó a República Dominicana “en busca de alcanzar un sueño: poder llegar a la MLB y ser un jugador de Grandes Ligas”, según lo que él mismo comentó para SC.

Por otra parte, aseguran diversos reportes que este pelotero es un bateador de gran ofensiva, aceleración en el swing y también poseedor de buena velocidad y potente brazo. Durante su estancia en la región de Quisqueya, se mantuvo entrenando en la Academia Jesús Mateo, donde afirma que “el proceso de adaptación fue un poco difícil, los entrenamientos acá son muy fuertes y me enfoqué en aumentar mi masa muscular así como trabajar en mi aceleración”.

Sin embargo, este “jugador cinco herramientas” como él mismo se considera, no pudo evitar sentirse contento al recibir la noticia de su contrato con los Phillies, “en ese momento vinieron a mi mente mis inicios en el deporte, el giro que ha dado mi vida gracias a Dios y al apoyo de mi familia en busca de conseguir este primer paso para alcanzar mi sueño”.

Dariam Gutiérrez es un deportista muy joven y a pesar de eso le deja un consejo en Swing Completo a todos esos jóvenes que, como él, siguen luchando por cumplir sus metas: “sigan trabajando todos los días fuertemente y no se desesperen ya que el tiempo de Dios es perfecto. Habrá momentos que tengan bajas en su rendimiento pero nunca se rindan, uno tiene que saber recuperarse y levantarse de esos momentos tan complicados”.