Lisbán Correa apunta a la Serie del Caribe

En palabras para Play-Off Magazine “El Billy” expresó que: “Han sido meses difíciles”. Primero tuve que adaptarme a jugar en la Liga Mexicana de Béisbol (LMB), y después tuve que cambiar mi mente cuando decidí separarme de la FCB”, comentó. Esta resultó una determinación bastante valiente, luego de varios desacuerdos con el ente rector de la pelota cubana.

El jugador más valioso de la pasada Serie Nacional agregó también que “tenía un contrato con los Algodoneros de Guasave por la Federación, pero nunca se hizo el intento por cerrarlo. Al ver que el tiempo pasaba y no hacían nada pensé que era el momento de buscarme la vida lejos de la Serie Nacional de Béisbol (SNB)”.

“Cuando me quedé en México vinieron tiempos muy difíciles, primero tuve que jugar en ligas regionales, incluso, en campeonatos de trabajadores. Esa era la única manera de sobrevivir”, relató el ex inicialista de los Industriales de La Habana. A esto se sumó los problemas con su representación, una agencia relacionada a la FCB reclamó sus derechos sobre Lisbán, lo que resultó infructuoso. Este asunto se solucionó cuando firmó de manera oficial con Big Player Sport.

Después de la firma con la agencia de representación a los pocos días se conoció que formaría parte de los Astronautas de los Santos. Carlos Levy, gerente general del equipo panameño, siempre mostró interés por captar a Correa, incluso mientras jugaba los campeonatos nacionales cubanos.

El capitalino tuvo dos momentos en la Serie Nacional, primero entre 2005 y 2015 donde participó 4 años con Metropolitanos y el resto con Industriales hasta su fallida aventura en República Dominicana. En el torneo 2019-2020 reapareció, pero se perdió casi todo el año por una trifulca. Sobre esto dijo: “Creo que jugar en un béisbol profesional ha sido lo mejor que me pudo pasar, cambió mi mentalidad y me hizo pensar como una persona totalmente diferente. Ahora me mido mucho más en el terreno de juego”.

En la Serie 60 se erigió como el Jugador Más Valioso, sus excelentes resultados lo avalan, con average de .320 y 28 jonrones en 57 choques, cifra que lo convirtió en el capitalino con más vuelacercas en una temporada del béisbol cubano. En México, en 33 partidos no destacó y fue hasta que llegó a los Olmecas que ganó en ritmo de competición.

Correa expresó además que, luego de participar en varios encuentros, se percató de que la liga mexicana era más difícil de lo que pensó. Otro factor que influyó fue su participación en el Preolímpico de las Américas, los problemas con el visado y el viaje a Miami, a pesar de que representar a Cuba fue motivo de orgullo, no repercutió de forma positiva en su rendimiento en tierras mexicanas. De los Diablos Rojos fue cambiado a los Guerreros de Oaxaca donde tampoco brilló.

En los Olmecas de Tabasco, rodeado de cubanos y con un trato mucho mejor, rindió de forma más acorde a sus posibilidades. A pesar de eso casi en el límite de la fecha de cambios fue liberado y no pudo ser reclamado por otra organización. “Fue un momento duro porque no tuve casi tiempo de reaccionar, me dijeron muy tarde que sería liberado y eso rompió cualquier maniobra de otro equipo para reclamarme. De igual manera, jugar en México me ha enseñado mucho y pienso que regresaré la próxima temporada con mejores resultados”.

Luego de su arribo a Panamá comentó sobre el deseo de ser campeón y participar en una Serie del Caribe: “Sé que es un gran reto, pero Panamá me puede ayudar mucho en mi carrera; si tengo una buena temporada lograré grandes cosas en el futuro”, aseguró.

Por otro lado, “confiamos en él y sabemos que nos puede aportar mucho”, aseveró Levy gerente general del equipo panameño sobre la contratación del slugger cubano.

Con 35 años el reloj no ayuda, pero el estado físico de Lisbán es otro asunto diferente, este nuevo viaje profesional se espera que dé un giro positivo a su carrera. “A mis seguidores les digo que esperen siempre lo mejor de mí, donde quiera que esté, representaré a mi ciudad, mi país y por siempre, seré de Industriales”, concluyó el ídolo de la Capital.

Con información de Play-Off Magazine

Por: Embarek Miguel El-Bah Valdés