Lanzador capitalino queda liberado de su contratación en Japón

Hace algunos días circula por las redes sociales una excelente noticia para Andy Rodríguez, quien se convirtió en el mejor cerrador del equipo de la capital en los últimos campeonatos beisboleros. Desde Japón se dio a conocer por parte del equipo Halcones Soft Bank la liberación del habanero, el cual había obtenido un contrato de tres años, según publicó la página de Facebook Pelota Cubana.

Este acontecimiento llega luego que el exlanzador de Industriales abandonara en el mes de junio la selección cubana que participaba en el evento clasificatorio a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Momento en que era considerado uno de los prospectos más relevantes tiempos recientes de la pelota cubana, condición que le colocó en la mira del conjunto nipón.

Cuando tomó la decisión de buscar oportunidades en otro béisbol, muchos fueron los interesados en hacerse de sus servicios, pero logró firmar con el representante cubano-americano Carlos Pérez, quién fue parte esencial de las negociaciones con el equipo de la liga japonesa para poder desprenderse de ese contrato.

A términos de negociación no resultó tan complicado el proceso debido a que Andy es una figura en desarrollo y esto lo colocaba como jugador limitado, no restringido, aspecto que le favoreció.

Rodríguez quien se encontraba entrenando con los Tiburones de Miami Dade-College, ahora ya puede prestar servicios de manera legal a cualquier franquicia de las ligas norteamericanas. A su corta edad está dando mucho que hablar y si continúa su desarrollo como hasta el momento, tiene evidentes probabilidades de jugar al más alto nivel.

Durante su carrera deportiva en la Mayor de las Antillas logró ser una figura clave para el bullpen de los Azules, durante cuatro años. Además, integró en varias ocasiones la selección sub-23 de Cuba y posteriormente se convirtió en parte inamovible de ese bullpen.