Rey Ordóñez: «Yo jugaba cuando a Germán Mesa le daba la gana»

En marzo de 2021 los aficionados del béisbol capitalino quedaron atónitos con declaraciones muy polémicas del extorpedero Reynaldo “Rey” Ordóñez, emitidas en El Show de Swing Completo . El objetivo de sus dardos por aquí entonces fue el reconocido Germán Mesa

La postura fue marcadamente agresiva desde un inicio:  “Siempre he dicho, de todo corazón, que jamás yo quise jugar en Industriales. Por la sencilla razón de que yo jugaba solo cuando a Germán le daba la gana. En Metros sí jugaba diario. Más de una vez Germán se hizo el lesionado para no jugar y entonces me daban el chance a mí”, comentaba. 

“No solo Germán, sino los peloteros de La Habana, en general, hacían lo que les daba la gana con los dirigentes. Pero la diferencia era que Vargas jugaba todos los días, Padilla también, Javier igual. Pero el peor de todos era Germán, él jugaba cuando le daba la gana y no pasaba nada”, explicaba a sus entrevistadores. 

Germán vio participación en 1243 juegos, una cifra importante para 16 Series Nacionales y múltiples Selectivas. Un promedio de 78 juegos al año, que quizás parezca poco, pero recordar la estructura de la Series Nacionales de la época, en la cual se jugaban 45 partidos. De hecho, su mayor cantidad de ausencias se registran a partir de la campaña 1993-94, en estas fechas, ya Rey había emigrado. 

TALENTOSO PROSPECTO regresa a Cuba para jugar con INDUSTRIALES

Dudas saltaron también, acerca de por qué decidió ir a Industriales, a lo cual respondió: “yo fui Novato del Año con Metropolitanos y Servio Borges, director en aquel tiempo, me llevó para Industriales dos años seguidos, en contra de mi voluntad, porque yo sabía que en ese equipo solo podría jugar cuando a Germán le diera la gana. Pero él se hizo el lesionado y me llevaron a mí para Industriales, porque él sabía que yo me quedaría en el banco todo el tiempo y él iba a jugar diario. Eso sí, Germán jamás se lesionó para subirse en un avión con el Equipo Cuba, ahí no pasaba nunca”. 

Curiosas declaraciones, capaces de despertar la suspicacia en aquellos bien ubicados en contexto. Ordóñez fue novato del año en la serie del 89, una temporada antes, Germán había conseguido al fin integrar la nómina industrialista; estaba en su mejor momento, siendo parte por primera vez de un equipo Cuba en la Copa Intercontinental de Puerto Rico en el propio año. Entonces, ¿por qué pensó Rey llegar y ser titular? Si al propio Mesa le costó 4 años. 

ROSTER OFICIAL: Exrefuerzo de Industriales lanzará con el hijo en su provincia natal

No obstante, Reynaldo aclaró: “yo nunca tuve problemas con Germán, el problema era de Germán conmigo. Yo lo apreciaba mucho a él, lo admiraba. Siempre he hablado bien de él pues es un buen pelotero, el mérito no se le puede quitar. Pero estoy seguro que si hubiera sido al revés, si Germán se hubiera ido de Cuba y yo me hubiese quedado, él nunca hubiera hablado bien de mí, porque él es así, es mala persona. Y lo digo yo, que lo conozco muy bien”. 

Continuó narrando, una vez, José Miguel Pineda, viéndome jugar, me dijo: “Olvídate de German, usted es un Grandes Ligas, que no se le olvide”, concluyó. 

Reynaldo “Rey” Ordóñez emigró en 1993 durante el Primer Mundial Universitario en Buffalo, Estados Unidos. Disputó nueve temporadas en Grandes Ligas, durante las cuales no destacó al bate, pero cerró su curso con un promedio defensivo de .976 y 3 guantes de oro consecutivos en su haber.

Con información de Swing Completo 

Por Enzo Benítez