TOP 5: ¿quiénes fueron los mejores refuerzos de Industriales?

Laa Serie Nacional LII trajo consigo nuevos cambios en la estructura, algo que ha sido común en los certámenes nacionales. En esa oportunidad la novedad estuvo en la inclusión de los refuerzos para todos los equipos que clasificarán a la segunda fase del campeonato.

Pese a esa variente, Industriales aún no ha logrado ganar un título; hecho que se torna curioso, debido al alto rendimiento mostrado por varios de los peloteros escogidos en estas selecciones. Desde Industriales de La Habana confeccionamos un TOP 5 de los mejores refuerzos de la nave capitalina.
5. Misael Villa 

El lanzador artemiseño ha sido escogido en dos ocasiones para reforzar el elenco capitalino, ambas en playoffs. En una fungió como relevista, pero su labor más destacada fue como abridor en la Serie Nacional LVII (2017-2018). 

El zurdo asumió la lomita en los juegos tres y seis, durante la semifinal que protagonizaron ante Las Tunas. Ganó el primero y se fue sin decisión en el segundo, cerrando su actuación con la nave azul en balance de 1-0, promedio en contra de .268 AVG, permitiendo una sola carrera limpia para 0.63 PCL y 1.26 de WHIP. 

4. Yohandri Urgellés 

Quizás algunos se sorprendan de encontrar al «Tácata» en esta lista, el emblemático número 14 pareciera haber jugado toda su vida en Industriales. Sin embargo, en la Serie LV (2015-2016) se vio forzado a integrar otro conjunto, cuando fue excluido de la nómina industrialista por bajo rendimiento, según Javier Méndez y el cuerpo directivo debutante de la época.

El capitalino encontró en Artemisa su mejor forma vista en años, lo cual le valió para ser refuerzo de Holguín en la segunda fase. Estando en su peso ideal y ajustado al bate como en sus mejores épocas, el retorno a casa se antojaba. Y así fue, Urgellés volvió en semifinales del torneo al equipo de sus sueños, y aunque Industriales fue barrido (4-0) por Ciego de Ávila, marcó una línea de .286 AVG y .412 OBP. Pero más importante, retornó a su origen, al menos hasta su forzado retiro. 

CON LOS PELOTEROS DE JAPÓN: Matanzas anunció su equipo a la Serie 61

3. Dairon Blanco

Transcurría la Serie LIV (2014-2015), cuando el jardinero camagüeyano fue escogido como refuerzo por la tropa de Lázaro Vargas. Ese año había sido champion bat de la provincial y durante la primera etapa con su selección firmó unos numeritos de .365 AVG/ .421 OBP/ .917 OPS/ que le valieron para ganarse el honor de vestir la indumentaria habanera. 

El derecho no defraudó y mantuvo su ofensiva en alta, bateando para .309 AVG/ .385 OBP/ .802 OPS/ durante su estancia en la causa azul. Aportó 28 impulsadas y 52 anotadas, además de gran defensa en los jardines, con buenos fildeos y un promedio defensivo de .982 AVG. 

2. Orlando Acebey

El espirituano llegó de refuerzo en un movimiento extraño y polémico, debido a la baja por lesión del jardinero Leonardo Urgellés, Víctor Mesa lo solicitó como reemplazo, aun siendo Acebey infielder. El regular jugador de la pelota cubana, infravalorado en ocasiones, se ganó el respeto de la afición industrialista en la campaña LVII (2017-2018). 

Gracias a las invenciones del “Loco” Mesa, los capitalinos encontraron un super utility, capaz de suplir las ausencias en el jardín izquierdo y reforzar un cuadro debilitado. Sus actuaciones como torpedero, camarero, antesalista u outfielder igualaron su candente ofensiva, pues para sorpresa general, bateó .352 AVG, el máximo registrado para él en una fase regular hasta ese momento. 

Además, impulsó 20 carreras y anotó 11. Finalmente en los playoffs registró .267 AVG/ .389 OBP/ con 3 anotadas y otras 3 empujadas. 

Kendrys Morales: ¿El mejor novato de la historia del béisbol cubano?

1. Frederich Cepeda 

Uno de los grandes del béisbol cubano, no pudiera ser otro quien cerrara la lista de los mejores refuerzos llegados a la capital. En la Serie LIX (2019-2020) el experimentado bateador arribó para ocupar el jardín izquierdo, a pedido explícito de Rey Vicente Anglada. 

Tras una espectacular temporada con los Gallos, se integró de manera espléndida a las filas azules. En 31 juegos disputados marcó numeritos de .360 AVG/ .519 OBP/ .600 SLG/ con siete HR, 21 empujadas y 20 anotadas; aunque a la defensiva tuvo un pobre .931 AVG. 

En playoffs, pese a la barrida 3-0 propinada por Camagüey en las semifinales, Frederich conectó cinco hits, de los cuales dos fueron homeruns, en 11 turnos al bate, además de recibir tres BB, empujar cinco carreras y anotar igual cantidad (.455 AVG/ .571 OBP/ 1.000 SLG/ 1.571 OPS). 

Por Enzo Benítez