LÍDERES DE LA MANADA: Conoce los cinco peloteros que deben guiar el equipo

Muchas fueron las polémicas en torno a la plantilla de Industriales para la campaña que está próxima a comenzar. Exclusiones forzadas, emigración de peloteros y dudas acerca de los “refuerzos” de otras provincias. Finalmente, la nebulosa ha sido disipada, pues la nómina ya se anunció. 

Aun así, varias incógnitas siguen sin ser despejadas, ¿quiénes son los destinados a tirar del carro? ¿Hay jugadores listos para asumir nuevos roles? Por eso, desde Industriales de La Habana, traemos un TOP 5 de los peloteros llamados a consagrarse en sus nuevos deberes. 

Andrés Hernández

Jugador habilidoso, portento físico y muy ajustado al bate, de las pocas perlas sobrevivientes de aquel Habana Sub-23 campeón. Tras dos temporadas donde se ha visto inhabilitado por las lesiones, al punto de no jugar la pasada, el joven antesalista está llamado a responder por el nivel que todos sabemos presenta. 

No será tarea fácil compartir la posición con el ‘Torito’ Barcelán, pero por su juventud y talento; Andrés deberá buscar su mejor forma, aquella de la Serie Nacional 2018-2019, cuando fue titular todo el curso y registró números de .319 AVG/ .399 OBP/ .823 OPS/.

Figuran TRES HABANEROS en la lista de prospectos de la MLB

Alberto Calderón

En su sexta Serie Nacional, es momento para Calderón de afianzarse con el equipo Industriales. La campaña pasada, una lamentable lesión le impidió competir prácticamente, tronchando su momento de gran forma física. Para esta edición 61, la escasez de outfielders es notable, por lo cual su integridad física será imprescindible para la nave azul. 

Con gran desplazamiento en los jardines, su bate tomará peso importante dentro de la alineación. Ya sabe lo que es batear más de .300 AVG, y en lo poco jugado la Serie anterior, demostró mejoras en la discriminación de lanzamientos. Su OBP deberá relucir en la tanda alta. 

Oscar Valdés

Tras el retiro forzoso de Frank Camilo Morejón, Oscar ha quedado “solo” en la posición de la receptoría. Por primera vez, ya no tendrá esa sombra, ni las dudas relacionadas a perder el puesto en cualquier momento. Este es su equipo, esta es su rotación de pitcheo, y como un maestro, tiene la difícil tarea de manejar un cuerpo de lanzadores, que a priori, no otorga ninguna seguridad. 

Por el momento, el mayor riesgo está generado por la presencia de Lázaro Ponce, quien regresa desde la Isla de la Juventud luego de haber asumido el rol de cuarto bate. Algo que fuerza al número dos de los Industriales a mantenerse en buena forma para que no peligre su titularidad.

Su presencia ofensiva es lo de menos, pero luego de haber marcado sus mejores números en la Serie previa (.274 AVG/ .397 OBP); ¿por qué no pensar en un aporte mucho más allá del defensivo? 

Walter Pacheco

La ausencia de Lisbán Correa ha dejado no solo un espacio en el lineup por su condición de slugger, sino al descubierto la almohadilla principal. El cuerpo de  directivos intentó a toda costa rellenar ese vacío, dejando en disputa a dos generaciones enfrentadas; de cuya pelea se espera, Pacheco salga victorioso. 

El inicialista viene de dos campañas con el conjunto de Villa Clara en ascenso, su rendimiento claramente mejora, inclusive su defensa equipara o supera a la del ‘Billy’. Pero preocupa su poco poderío de slugger, no obstante, hasta ahora ha destacado por poseer gran tacto, con promedios encima de los .300 AVG. 

La oportunidad es única, su tercera Serie Nacional y ya podría tener la oportunidad de ser la primera base titular; aunque Yasiel Santoya hará todo lo posible con su experiencia por dificultarle la meta. 

Yosvani Peñalver 

El outfielder es quizás, el pelotero más talentoso de la nómina; o al menos, de forma absoluta, el más completo. Su carrera venía en franco ascenso, cuando una lesión interrumpió su desarrollo el curso anterior, pero es la presente campaña en la cual debe superar ese bache y asumir la responsabilidad como mejor jugador del equipo. 

YOSVANI PEÑALVER: ¿El jugador franquicia de Industriales?

Su liderazgo debe ir más allá del terreno, pues casi llegó a ser electo capitán; con disciplina y ejemplo en el terreno, acompañado de las estadísticas ofensivas a las cuales acostumbra (rondar los .330 AVG, .420 OBP); su deber responde a mantener el ímpetu moral del equipo capitalino. 

Sus acciones en la venidera temporada serán cruciales, desde el terreno tendrán que poner fin a todos las incógnitas que acerca de ellos circulan. Principalme porque deberán brindar el máximo para contribuir el objetivo de colocar en la vitrina azul el título número 13 en Series Nacionales. 

Por Enzo Benítez