¿Quiénes son los PADRES E HIJOS que pasaron por Industriales? (Parte I)

Si bien arribar a las Series Nacionales es un trayecto complicado, la dificultad aumenta cuando se trata de hacerlo con el equipo Industriales. Son varios los que intentan cumplir su sueño, pero ven frustrado el objetivo. Por eso, para quienes lo logran es motivo de orgullo portar o haber portado la indumentaria azul, mucho más si es legado familiar. 

Se han dado casos de tíos, primos y otros parentescos lejanos; pero nos enfocaremos en el más cercano. Desde Industriales de La Habana hemos realizado una investigación a fondo, para traerles la selección de padres e hijos que han lucido el uniforme de las 12 letras de la pelota cubana.

Francisco y Odrisamer Despaigne 

Ambos lanzadores, el padre Francisco, fue un importante relevista de finales de los 80s, principio de los 90s. Participó en 11 Series Nacionales, la mayoría como parte del cuerpo de pitcheo de Industriales, siendo tan importante que hasta integró equipos Ciudad Habana en Selectivas, usando siempre el número 42.

Su hijo Odrisamer, usó el 43; llegó al primer equipo en la campaña 45 (2005-2006) y se mantuvo como relevista durante sus tres primeras campañas, siendo en 2008-2009 cuando comenzó su periplo como abridor. Función en la que se mantuvo hasta su salida del país en 2013. En ocho Series Nacionales tuvo balance de 67 ganados, 44 perdidos, 3.60 de PCL y un AVG ante los contrarios de .261. 

PROHIBIDO OLVIDAR: La hazaña de Lázaro de la Torre que no se REPETIRÁ

Andrés ‘Papo’ y Luis Manuel Liaño 

El cabeza de familia, ‘Papo’, fue pitcher de varios equipos capitalinos, integró la nómina industrialista en varias ocasiones, como las temporadas de 1965-66, 1968-69, 1970-71 y 1971-1972; mayormente en función de relevista. Quizás su momento más épico como jugador, fue el “no hit no run” propinado a Pinar del Río el 4 de febrero de 1969. Años más tarde, en la década de los 80s, cumplió funciones como Comisionado Provincial de Béisbol hasta los 90s. 

Luis Manuel, tercera base, tuvo un corto periplo por Series Nacionales, participando en solo dos, ambas con Industriales. Sus números fueron bastante discretos, marcando .174 AVG en 92 VB, y .947 en fildeo. 

Iván y Lisbán Correa 

Esta sea quizás la dupla padre/hijo más contemporánea entre ellos; pues solo tres años separaron al retiro de Iván del debut de Lisbán. El primero pasó gran parte de su carrera en Metropolitanos, hasta el año 1998, en el cual se convirtió cátcher titular de Industriales, durante sus últimos tres años activos. 

REGRESÓ: Juan Carlos Torriente, entre la duda a la certeza

Mientras, ‘Billy’, a diferencia de su padre destacó por su poderío ofensivo, combinando poder y tacto, manteniendo su bate por encima de .300 en varias ocasiones. Correa hijo emigró en 2015, pero retornó en 2019, en una forma tremenda, hecho que le valió ganarse a la afición capitalina, la cual lamenta su ausencia para esta temporada. 

Ramón Cairoz González y Ramón Cairoz Lores

En este caso, ambos integraron el equipo azul solo en una campaña durante su carrera en Series Nacionales. Cairoz González, el padre, fue parte de los jugadores de cuadro en la temporada 1980-81, sus otras tres temporadas las jugó como parte del elenco Metropolitanos. En cambio, el hijo, Cairoz Lores, fue relevista con los Leones en la 2008-09; con balance de dos ganados sin perdidos y 5.02 de PCL en 14 juegos donde vio acción. 

Continúa…

Por Enzo Benítez