NO TODO FUE BUENO: Industriales doblegó a Ciego de Ávila en su patio

Por Gian Franco Gil / @Gian_Gil98

Con un «José Ramón Cepero», coliseo de los Tigres de Ciego de Ávila, totalmente abarrotado, los Industriales de La Habana derrotaron por segunda jornada consecutiva a los locales, en esta oportunidad el marcador quedó 13×5 favorable a los giraldillos. A pesar del abultado éxito, la felicidad fue incompleta para los leones.

https://www.instagram.com/p/CZxd1oHpD89/?utm_medium=copy_link

Después de varios días alejado de los terrenos de juego por una leve lesión, Pavel Hernández regresó vestido de azul a la tierra que lo vio nacer. El espigado derecho fue la carta de triunfo designada por Guillermo Carmona, para buscar el segundo éxito en la subserie particular. Mientras, Yorelvis Charles envió a la lomita de los suspiros al diestro Fernando Betanzos.

El serpentinero capitalino trabajó cinco entradas completas, en las que permitió seis indiscutible, cuatro carreras; tres de ellas limpias y retiró a tres oponentes por la vía de los strikes. Esa actuación fue suficiente para que consiguiera su primer triunfo del torneo. Por su parte, Erick Cristian González, con un nuevo trabajo en el conjunto, se anotó el salvamento en el partido y el abridor avileño salió por la puerta estrecha.

La producción de carreras en Industriales estuvo repartida entre los primeros seis hombres en la tanda, además de Roberto Acevedo, quien tuvo la misión de cerrar la alineación. Sandy Menocal, con dos indiscutibles en cuatro visitas oficiales fue el que más compañeros impulsó (3). En tanto, Yosvani Peñalver y Walter Pacheco apotaron con su bate dos anotaciones al marcador.

NADA DE REMONTAR: Leones rugieron en la sabana de los Tigres

Una vez más, el experimentado Raúl González volvió a liderar a los Tigres frente al representativo de la capital. González pegó par de inatrapables en cuatro turnos legales, incluido un biangular, el único extrabases de Ciego de Ávila en el partido. También, impulsó un compañero para maquillar el resultado.

Como aspectos negativos en el juego figuran los cuatro errores cometidos a la defensa por los habaneros. De esa forma, llegaron a 25 pifias en 11 juegos y 449 lances, para un promedio de .944. Aspecto que deben mejorar si pretenden permanecer en el grupo élite.

Por otra parte, la ofensiva solo pudo conseguir una conexión de más de una base. El hombre proa, Alberto Calderón, disparó un doblete entre los dos indiscutibles que conectó en sus cinco visitas al rectángulo de bateo. Con ese batazo, Industriales llegó a 17 biangulares en la presente temporada, después de 382 turnos legales, lo que equivale a un doble cada 22.5 veces al bate. Asimismo, conecta un extrabase cada 18.2 turnos, pues acumula cuatro jonrones y todavía buscan el primer triple.

Lo positivo fue al aporte ofensivo de siete de los nueve jugadores presentes en la alineación regular. En los últimos encuentros algunos entendidos reclamaban que los bateadores no respondían con corredores en posición anotadora. En el último encuentro cumplieron con esa función y garantizaron el éxito.