VARIOS JUGADORES de Industriales entre los líderes individuales del campeonato

Por Owen Llanes

Industriales, tradicionalmente, inserta a varios de sus jugadores en los principales apartados de liderazgo individual cada año. No es secreto para nadie que al picheo le ha costado más mantener ese estatus, pero este año se ha visto un pequeño incremento en ese aspecto, pues aparecen nombres azules en las principales listas.

El joven Andy Vargas con un PCL de 2.95 se incluye entre los 20 primeros de este departamento y Pedro Álvarez con sus dos victorias también se cuela en la lista de los más ganadores del torneo. Aunque parezcan resultados discretos, para la calidad actual de los montiiculistas capitalinos sería bueno tenerlos en cuenta como posibles contendientes a ubicarse en mejores lugares.

Ahora sí nos adentramos en el bateo, el “Indomable”, Yosvani Peñalver se encuentra en el cuarto puesto de los líderes de average, con un promedio de .404, sin duda un excelente número que lo coloca como nuestro principal bateador. El primer lugar, Carlos Gómez Roque de Sancti Spíritus, batea para .457, pero en solo 35 veces al bate, veintidós menos que Yosvani. Este jugador también está en el tercer puesto de los que más imparables conectan, empatado con el camagüeyano Alexander Ayala.

Ex Grandes Ligas de La Habana: «me prometieron una casa y aún la estoy esperando»

Por otro lado, Andrés Hernández domina el departamento de carreras impulsadas, empatado con el villaclareño Raidel Pedraza, ambos con veinte. El número 27 de los azules se ubica en la tercera plaza de los jonroneros con un total de cuatro cuadrangulares, eso sí, comparte ese escaño con ocho peloteros más.

Alberto calderón es otro nombre recurrente en los principales departamentos. Se encuentra en el sexto escaño entre los bateadores con más indiscutibles y también ocupa el primer puesto de carreras anotadaa, con un total de 17..

Estas estadísticas posicionan a los capitalinos en un muy buen lugar en cuanto a los parámetros individualidades. Sería ideal que estos numeritos se traduzcan en resultados positivos en el plano colectivo para contribuir en pos de alcanzar la meta común: La corona número 13.