COMISIONADO DE BÉISBOL: cada provincia debe conveniar con peloteros contratados su reinserción en la Serie

Juan Reinaldo Pérez Pardo es uno de los nombres más mencionados por los amantes del béisbol en Cuba durante los últimos días. Por la salud del deporte, ojalá hubiese sido para bien, pero la polémica que ha creado el Comisionado Nacional de Béisbol, como se dice en buen cubano, fue “echarle más leña al fuego”.

Swing Completo analizó las declaraciones que Pérez Pardo ofreció en el sitio web de Cubadebate, en concreto al espacio Punto Deportivo de la periodista pinareña Angélica Arce Montero. Entre los temas abordados resaltan la selección del director del equipo Cuba, la responsabilidad que se pone en cada provincia de gestionar para la inserción de los “legionarios” en la Serie Nacional, y las altas y bajas dentro de los rosters de los equipos en la temporada.

CONTINÚA LA CENSURA: prohíben trasmisión de la Serie Nacional a televisión provincial 


“Se ha hecho un esfuerzo grande por el país y el Inder para que se juegue de noche. Puede asistir el público con mayor frecuencia, el estadio queda más bonito. De igual manera, los atletas se desgastan menos, y el juego nocturno permite realizar un entrenamiento más adecuado. Eso lo hemos logrado en la capital. Hoy se siguen haciendo estudios y valoraciones en el resto del país. No nos queremos anticipar, pero sí podemos decir que tenemos el análisis hecho de todos los estadios de Cuba», comentó al respecto.

En relación con los contratos en ligas foráneas de beisbolistas cubanos, el comisionado explicó que se firmaron varios acuerdos que agilizarán y darán mayor auge a ese proceso, priorizando la protección de los deportistas, bajo el amparo de la Federación Cubana de Béisbol (FCB) y el Inder. Todo esto luego de la visita de Ricardo Fraccari, el presidente de la Confederación Mundial de Béisbol y Softbol (WBSC).

“Que tengan una atención como se merece un jugador de alto rendimiento y, a la vez, se considere el derecho de formación que tiene la FCB con nuestros peloteros, y que puedan jugar en las mejores ligas del mundo”, aseveró.


En cuanto al torneo élite de la pelota cubana, Pérez Pardo apuntó que se prevé comience en octubre de este año y concluya en enero del próximo. Lo estimado hasta el momento es que cuente con seis elencos y que cada uno desarrolle 50 juegos, pero el resto de los detalles no están claros.

Del mánager de la selección cubana explicó que se retrasó su elección por la pandemia, el calendario internacional vacío para este 2022 y para otorgar relativa flexibilidad acerca de que el mentor actúe o no al frente de un equipo en el campeonato nacional.

“Hay una serie de elementos a tener en cuenta, es decir, no estamos improvisando. Hacemos cosas sobre bases científicas y, a la vez, somos justos con nuestro pueblo, béisbol y entrenadores”, remarcó el comisionado.

La conformación de los representativos nacionales, según la información, dependerá más de la opinión de un grupo de expertos dirigidos por Germán Mesa que la del propio mánager del equipo, aunque el comisionado trató de restar peso a esto aclarando que no tendrán la razón definitiva, pero sí mucho peso.

Destaca además que los atletas contratados con la bendición de la federación tienen que cumplir lo pactado con sus clubes, lo cual no impide que sean llamados para los torneos internacionales del cronograma beisbolero, como el Clásico Mundial de marzo del próximo año y los venideros Juegos Centroamericanos y Panamericanos.

“Los atletas que están contratados en el exterior por la Federación, sus provincias emitieron un documento en el que están de acuerdo que salgan a jugar a otras y, por tanto, los protegemos sobre la base de que se les puede dar altas y bajas”, señaló.

Bien claro dejó que las nóminas deben mantener los 40 hombres que poseen en la actualidad. Ampliarlas con cinco jugadores más podría dejar sin amparo salarial a esa cantidad de atletas, pues lo aprobado hasta ahora no excede las cuatro decenas.

“Para esta temporada accedimos a que fuesen 40 peloteros, no 32, ni reserva. Los 40 son elegibles. En cualquier momento de la serie, cualquier partido, están aptos para jugar los 40. Por eso no hay altas ni bajas. Como es lógico no hay necesidad, porque estos 40 peloteros están protegidos por un contrato, están recibiendo un salario y, además, tienen el vestuario en la mano».(…) Solo podrá haber altas y bajas para aquellos jugadores que participen en compromisos internacionales de sus diferentes categorías, por ejemplo, sub-23, sub-18”, añadió más adelante.

ESPECTACULAR: lanzador de Industriales compite por ser MVP de la semana


El meollo del asunto fue la supuesta libertad y responsabilidad que tienen todas las provincias para negociar a su determinación con los peloteros que juegan en otras ligas por su cuenta.

“Los equipos se tienen que preocupar porque cada jugador tenga un contrato para jugar la Serie, el cual debe respetar durante la campaña. Las provincias (…) tienen que proteger, hacer con tiempo una preselección adecuada, tratar de conveniar con antelación con los peloteros que estén fuera del país y que se quieran reinsertar», argumentó.

«Además, tienen que conveniarlo con tiempo con sus ligas, organizarse y tenerlo en su listado. Como hemos apreciado muy pocas provincias, o casi ninguna, ha negociado con esos peloteros para que estén en sus nóminas. En la actualidad, lo vemos en los propios listados, y tampoco hay manifestación de otros que se quieran incorporar”; finalizó quien está en el ojo del huracán, en cuanto a la opinión pública, por sus desacertadas decisiones en las últimas semanas.

Por: Embarek Miguel El-Bah Valdés