SIN TAPUJOS: Rob Manfred y MLB tomaron decisión injusta con Yordan Álvarez

El anuncio de los titulares al Juego de Estrellas de la Mayor League Baseball (MLB) causó gran polémica en la Liga Americana, por la inclusión de Shohei Ohtani en la posición de bateador designado sobre Yordan Álvarez. Aunque a la postre el tunero no pueda participar en el evento debido a una lesión, se generó un debate por la forma de elección.

No obstante, las injusticias se expanden más allá de los titulares, también en los que completan el roster; notables fueron las ausencias de Dylan Cease, Pito Abreu y Carlos Rodón. Aunque este entró a última hora por la lesión de Josh Hader.

Pero antes de pasar a la crítica, ¿por qué se considera que Yordan merecía ser titular? La clave está en comprender que se vota para ocupar el turno de bateador designado, no de pitcher ni de jugador más completo. Se habla única y exclusivamente de bateo y ahí el cubano es incuestionable.

En lo que va de campaña Álvarez registra línea de .306 AVG/ .405 OBP/ .653 SLG/; top once de average, top cuatro de OBP y el líder indiscutido de slugging. Además, ha pegado 26 cuadrangulares, ocupando la tercera posición dentro del circuito y encabeza la lista de OPS con un astronómico 1.058.

Según estas cifras, pega un jonrón cada 10.31 turnos al bate, el más bajo de las Grandes Ligas, así como su poder al bate, calculado por la cantidad de extrabases por comparecencias (ISO) es de .347, el más alto. Para tener una dimensión, el segundo lugar en ambos departamentos mencionados es Mike Trout.

Sin embargo, demos el beneficio de la duda a Ohtani antes de analizarlo. ¡Quizás sorprende! -dirán algunos. Pues no, Shohei batea para .257 AVG/ .346 OBP/ .492 SLG/ .838 OPS/, números muy, pero muy inferiores a los mostrados por el jugador de los Astros. Además, pese a tener 50 turnos más al bate, cuenta con siete vuelacercas menos.

Estadísticas tomadas de el sitio oficial MLB. Diseño: Alejandro Castro

Entonces, ¿qué factores se tuvieron en cuenta para determinar la posición de bateador designado? Estadísticas no, rendimiento no, ¿marketing? Ahí está la respuesta.

Lamentablemente la elección de los peloteros y titulares al All Star se realiza a voto popular. Son los fanáticos los encargados de escoger a los mejores jugadores de la primera mitad del campeonato, o mejor dicho, a sus favoritos.

¿Pero por qué el comisionado  Rob Manfred y compañía permiten tal procedimiento? Respuesta básica: show. El All Star Game es un espectáculo donde premiar a los mejores pasa a un segundo plano, y vender entradas al primero. Quizás, el señor Manfred debería tomar ejemplo de su similar en la NBA, quien cada vez es más justo y no pierde la esencia del espectáculo deportivo. En vez de implementar medidas como invitar a dos leyendas retiradas a participar, dejando peloteros que lo merecen fuera de la fiesta.

La MLB es la gran carpa y el Juego de las Estrellas es todo un despliegue carnavalesco, pero esto no debe significar que se haga menos el esfuerzo de cada pelotero en el terreno. Al fin y al cabo, se trabaja para ser recompensado.

Por Enzo Benítez