Miguel Vargas: El nacimiento de una ESTRELLA de la MLB

El debut brillante del cubano Miguel Antonio Vargas con los Dodgers generó mucha ilusión entre los aficionados. El talento del pelotero habanero hace presagiar que tendrá una carrera gloriosa.

Con 15 años debutó en la Serie Nacional, y con 16 salió de Cuba en busca de su sueño de ser pelotero de la MLB. La osadía y el trabajo constante tienen su premio, y así fue el caso del antillano.

Debutó como los grandes, dos hits, entre ellos un doble, dos impulsadas y una base robada. Se convirtió en el único nacido en la Isla en debutar con tubey y base robada, haciendo historia desde su primer día.

Su mánager Dave Roberts comentó sobre el cubano: “Él siempre está mirando el campo, entiende el juego. Es una extraña habilidad para ralentizar las cosas”. El expelotero de los Dodgers dijo además que su estancia en el equipo dependía de muchos factores, pero dio a entender que si su rendimiento lo avalaba entonces no había trabas para su permanencia en el roster de 40.

Mucho debe agradecerle a su padre Lázaro Vargas, uno de los mejores peloteros que pasaron por las filas de Industriales. El otrora tercera base alimentó el sueño de su hijo hasta el punto de llegar a cumplirlo, y vibró con su primera noche en las Grandes Ligas, posiblemente más que en sus logros con los Azules de la capital.

Toca ir con calma y no presionar al muchacho, que parece tener los pies sobre la tierra y muchas ganas de triunfar en la MLB. Lo que sí es seguro es que talento sobra, y de seguir así no solo conquistará el cariño de la afición cubana, sino el de la fanaticada angelina y estadounidense.

Por: Embarek Miguel El-Bah Valdés