LO CONSIGUIÓ: Miguel Vargas HIZO historia en Ligas Menores

Por Enzo Benítez

Fueron dos días de espera los que tuvimos para ver a Miguel Antonio Vargas conectar su hit 500 y hoy, al fin lo logró. Nuevamente como segundo en la tanda y de bateador designado, el habanero falló en su primera aparición, pero en la siguiente conectó el histórico tubey.

Para los fanáticos de apuntar flashazos, Vargas lo hizo ante El Paso Chihuahuas, sucursal de los Padres de San Diego en AAA, en el Chickasaw Bricktown Ballpark. Su víctima fue el lanzador Pedro Ávila en la baja de la tercera entrada.

De tal forma, Sin embargo, se vuelve más asombroso cuando se mira la cantidad de partidos jugados: 407, a ritmo de más de uno por encuentro, conformando un promedio de bateo por encima de .300.

En sus inicios, muchos lo criticaron y subvaloraron por ser tan solo el hijo de Lázaro Vargas, pero ha demostrado en cada partido que su historia va más allá de su padre, es cuestión de trascenderlo. Les guste o no, Miguel es el futuro del béisbol cubano en Grandes Ligas, y esa es una verdad construida batazo a batazo.