El público pinareño “CASTIGÓ” la actitud de Vargas y Tabares en la semifinal de 1994

El carácter explosivo del histórico pelotero de Industriales Carlos Tabares es bien conocido, igual que la seriedad de Lázaro Vargas. En los play off de 1994, enfrentando a Pinar del Río, fueron abucheados en el Capitán San Luis.

Es una maravilla poder contar con verdaderas joyas de la pelota cubana en los archivos de Swing Completo. En esta ocasión nos traen la oportunidad en la que Vargas y Tabares se pasaron de revoluciones en la capital de Pinar del Río.

Lanzaba Faustino Corrales por los verdes, y en el cajón de bateo lo hacía Carlos Tabares, el pimentoso jardinero central de la Manada. Después de varios fouls y más de un gesto alterado el árbitro conversó con el bateador para rebajar los ánimos.

En conteo de dos bolas y un strike recibió la tercera mala y corrió hacia primera como si ya tuviera el boleto bajo el brazo. Posteriormente pegó triple y llegó más que exaltado a tercera, como el lógico los presentes en el Capitán San Luis le hicieron sentir si descontento con la noche perfecta de 3-3 del industrialista.

Otro que protagonizó un incidente fue Lázaro Vargas. El tercera base de los Azules fue calmado por Germán Mesa y varios compañeros cerca de la almohadilla. Al parecer sostuvo una discusión a la distancia con un pelotero vueltabajero, al que le hizo claras señales de que se volverían a encontrar después.

Noche y play off caliente en Pinar del Río, que concluyó con el pase a la final de Industriales quien enfrentaría a Villa Clara.

Por: Embarek Miguel El-Bah Valdés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.