EN BAHAMAS: Lanzadores habaneros quedaron lejos de sus posibilidades reales

Por Erick Mederos

Andy Vargas y Pavel Hernández son los únicos jugadores de los Leones de Industriales que forman parte del equipo cubano de béisbol, participante en la IV Copa del Caribe en Nassau, Bahamas.

Ambos peloteros se desempeñan como lanzadores y han tenido acción durante estos cuatro juegos de la fase inicial del campeonato caribeño. Hernández es abridor, mientras que Vargas actúa como relevista.

El 26 de los Azules carga con la única derrota del equipo cubano, tras el encuentro frente a Puerto Rico. En este partido lanzó durante cuatro entradas y un tercio, en las cuales permitió cinco imparables, de ellos, dos de dobletes e igual número de carreras limpias, para un promedio de 4.15.

Durante ese tiempo sobre el montículo, el capitalino mostró descontrol, pues concedió tres bases por bolas, es decir, casi una por inning. Además, le batearon para .294 y propinó tres ponches.

Vargas lanzó tres entradas en dos encuentros, en las cuales le batearon un bajo .222, pero ha regalado seis boletos (dos por inning) que permitieron la entrada de par de carreras limpias, para un promedio de 6.00.

Con solo dos imparables permitidos, Andy dominó por la vía del ponche a cuatro de los nueve bateadores que enfrentó. Sin embargo, de los que salieron ilesos, uno le conectó doblete.

La representación habanera ha tenido una actuación discreta teniendo en cuentas las estadísticas. Las cuales evidencian lo que ha estado sucediendo con el bullpen de los multicampeones del beisbol nacional en los últimos años.